Saltar al contenido
Guitarras de Jazz

Gibson ES-175 Reissue VS

junio 24, 2014

Considerada “oficialmente” como el caballo de batalla de los guitarristas de jazz, la Gibson ES-175 es un icono en sí mismo y esta además es obscenamente hermosa.

Portada Gibson ES-175

La 175 que vamos a probar y analizar está fabricada en 2007, en la moderna y pulcra fábrica de Gibson en Memphis, Tennessee, que tanta controversia ha despertado desde su apertura.

A pesar de ser presentada en su día como reedición, es una 175 normal de las que se hacen ahora, con un par de detalles diferentes, como la tapa de arce rizado, las partes metálicas doradas y algún otro detalle intrascendente, el resto es igual que en cualquier otra ES-175, exceptuando las de la época Norlin. Más que reedición yo la llamaría recreación, ya que la 175 tal como la conocemos ahora, detalle arriba detalle abajo, no se ha dejado de fabricar desde 1959.

Resulta difícil decir algo sobre esta guitarra que no se haya dicho ya, así que voy a procurar no caer en tópicos y hacer un análisis objetivo de este ejemplar, no de todas las ES-175.

 

CÓMO ES

Nada más abrir el aparatoso estuche, nos encontramos con una imagen bien conocida por todos los propietarios de una Gibson, la típica colcha interior, que protege y estorba a partes iguales:

Guitarra en su funda

Con un cuerpo de 16″ (40’62 cm) y un fondo de caja de casi 9 cm. (como una española), resulta manejable pero incómoda para tocar de pie. Al tener tanta caja nos vemos obligados a adoptar una posición forzada de mano derecha y como tengas algo de panza vas a tener que tocar como B.B. King, con la guitarra mirando para arriba, pero a todo se acostumbra uno.

La tapa, el fondo y los aros están hechos con arce laminado de tres piezas.

La capa que queda a la vista es de un muy llamativo arce rizado de 1 mm. de grosor. Las otras dos capas no son de arce rizado, como es normal, es caro y lo aprovechan al máximo.
La capa central es la más gruesa con 2’5 mm. Originalmente, en las primeras 175 electrificadas, esta lámina central era de álamo.
La tercera capa tiene 1’5 mm. El grosor total de la tapa es de 5 mm.

En esta foto del corte de una efe se ven claramente las tres capas de diferentes grosores:

Detalle del laminado

Las efes son discretas y pequeñas, no llevan binding, como podéis observar. El corte de la madera va acabado con tinte negro.

El binding que bordea toda la caja y el diapasón es blanco nuclear, nunca me ha gustado, creo que le sentaría mucho mejor un color crema o algún color más cálido que contrastara menos, aunque me parece que al ponerles este binding están buscando el contraste precisamente. Solo queda esperar que vaya amarilleando con los años.

El cutaway florentino es uno de los detalles que hacen esta guitarra inconfundible. La ES-175 fue la primera Gibson que llevó este tipo de cutaway, rompiendo con la estética de la época que era de cutaway veneciano con sus curvas suaves o directamente sin cutaway, como la Gibson ES-150, una de las guitarras a las que les pasó por encima la 175.

14

El puente es un tune-o-matic ABR1 montado sobre una recia base de palosanto. Cuando me encuentro un puente de este tipo en una archtop siempre pienso que con uno de madera la guitarra sonaría mejor. He de reconocer que en este caso el sonido ya es oscuro de por sí, el puente metálico le sienta bien y equilibra el conjunto. No obstante, me gustaría probarla con un puente de madera, como llevaban las primeras 175, por curiosidad.

El cordal es metálico con la forma característica en esta guitarra, un diseño clásico muy acertado que data de los años 40. Antes de llevarlo la ES-175 lo llevó la Gibson ES-350, su predecesora y realmente la primera guitarra laminada con dos pastillas.

El golpeador es negro de cinco capas y muy grande, llega casi hasta el puente. Va atornillado a la curva inferior del cuerpo por medio de un brazo de dos piezas, un tanto ortopédico pero que no es feo en absoluto.

Todo el hardware es dorado, queda muy bien con el color de esta guitarra en concreto.

La disposición de las pastillas es un tanto curiosa.

La pastilla del mástil está algo separada de este, exactamente 2’5 cm, cosa que a mí me viene muy bien porque suelo tocar a menudo cerca del mástil y el hueco que queda entre la pastilla y el final del mástil es perfecto para que la púa no esté dando golpecitos en la pastilla mientras tocas.

Si miramos las pastillas de perfil vemos que están muy inclinadas respecto a las cuerdas. No quedan paralelas a las cuerdas y cada una está inclinada hacia un lado, como si los marcos estuviesen puestos al revés.

Desnivel pastillas

Pastillas desniveladas con regla

Llegué a pensar que este desorden en las pastillas podría estar causado por un hundimiento de la tapa que se conoce como “tapa colapsada” y al parecer es bastante frecuente en este modelo. Para salir de dudas consulté a un amigo lutier de confianza (www.guitarrasjaen.com) y a él le pareció que no había hundimiento de tapa, más bien marcos de pastillas mal colocados.

Pastillas y marcos doblados

Seguramente se podría corregir cambiando la dirección del marco de la pastilla del puente. Se lo propondré a su dueño.

El mástil es de caoba con diapasón de palosanto, radio de 12″ y 20 trastes semi-jumbo de níquel (80%) y plata (20%), con el acabado clásico de Gibson, los bordes de cada trastes terminados con la misma pieza del binding.

Si nos fijamos en el acabado de esta parte de los trastes veremos que deja mucho que desear, principalmente en los primeros y en los últimos.

Trastes 1 Trastes 2 Trastes 3

Es verdad que las fotos en macro no perdonan y los defectos se ven multiplicados, pero si se ven es porque están ahí. Da la impresión de que el acabado de los trastes ha sido hecho a mano, pero con prisa.

El hueso está tallado a mano y la parte por donde se deslizan las cuerdas es realmente estrecha. Tiene 42’8 mm (1 11/16″) de ancho.

Hueso

La pala tiene una inclinación de 17 grados, tiene incrustada la típica corona de Gibson y la marca en nácar. Los clavijeros son los modernos Gibson deluxe con ángulos rectos muy marcados y las clásicas palometas con forma de tulipán en ese color verdoso tan característico.

El tema del lacado lo he dejado para el final porque requiere un tratamiento aparte.

El acabado de esta pieza es Vintage Sunburst, de ahí las siglas VS en la denominación del modelo. Está lacado con nitrocelulosa, como es típico en la 175. La nitro de las Gibson actuales tiene un tacto pegajoso, se ensucia nada más mirarla, se desgasta con suma facilidad, además es difícil limpiarla y extremadamente blanda y a pesar de todo esto, me gusta. Tiene un brillo natural y de aspecto antiguo difícil de imitar.

En el mástil la nitro se desgasta con suma facilidad, de hecho en esta guitarra que solamente tiene siete años, ya se ha ido la nitrocelulosa totalmente en un trozo, a la altura de los trastes 6º y 8º. Según me comentó Eddy, el propietario de esta guitarra, la laca de este trozo de mástil desapareció el primer año de uso, no hizo falta esperar mucho.

He intentado captarlo en una fotografía pero es difícil sacar ese detalle:

Mástil nitro desgastada

Mientras repasaba la guitarra observando el acabado me encontré con una sorpresa, dos trozos sin pintar!

Trozo sin pintar inferior Trozo sin pintar superior

El más grande está en la parte inferior, junto al golpeador y tiene unos 3 cm. de largo.

Había oído hablar de los fallos en el acabado en guitarras hechas en la fábrica de Memphis y parece que es verdad, o igual es casualidad y le tocó esta unidad al becario de pintura (con todos mis respetos a los becarios, que bastante tienen), pero un trozo sin pintar es más de lo que se puede esperar, dice bien poco a favor del control de calidad de esta marca y tira por tierra todo el buen trabajo que puedan haber hecho en una guitarra.

 

CÓMO SUENA

Esta guitarra se pensó en su día para tocar conectada a un amplificador, por tanto se entiende que el sonido acústico fuera sacrificado en pos de unas mejores prestaciones eléctricas.

Su sonido sin enchufar es muy débil, tiene muy poco volumen para ser de caja tan profunda, suena sin graves ni medios y los agudos son muy finos.

Al amplificarla todo cambia. Las dos Classic 57, principalmente la de la posición del mástil, producen el sonido que esperamos de una 175. Estas humbuckers llevan imanes de Alnico II y tienen una salida de 7’7 K, igual en la posición del mástil que en la del puente, curioso.

Con la pastilla del mástil, nada más enchufarla y con el amplificador (Henriksen JazzAmp) sin ecualizar ya sonaba bien, muy compacta y equilibrada. Bajando un poco el pote de tono tenemos un sonido inconfundible y de referencia para los guitarristas de jazz. La respuesta al toque es rápida y contenida, sin picos, bastante plana, pero si le clavas la púa a la cuerda responde con alegría.

Combinando las dos pastillas sacamos un poco más de brillo y si bajamos el tono de la pastilla del puente a la mitad más o menos, entrega un matiz muy expresivo y algo nasal que me parece muy apropiado para solear, aunque para rítmicas también tiene su gracia.

En esta guitarra la pastilla del puente está ajustada muy pegada a las cuerdas y da más volumen. Se puede usar para tocar R&R tranquilamente, sin miedo a que suene blanda frente a cualquier sólida, aunque el sonido es un poco basto. Aguanta las distorsiones suaves y da un buen sonido para rock, solo tenéis que escuchar a Steve Howe con su ES-175 de 1964 en el legendario grupo YES.

Para mí la pastilla del puente está de más, no la uso en ninguna de mis guitarras de caja, solo en la Heritage 535 (tipo 335) y ahí sí que tiene sentido, pero a una archtop de caja grande con dos pastillas… le sobra una. Por supuesto, esto solo es mi opinión.

Imagino que Gibson colocó en su día esta segunda pastilla para abarcar un mayor mercado y que la ES-175 no se quedara encasillada en el jazz únicamente. Pero claro, por aquellos años ya habían aparecido las guitarras eléctricas sólidas que con el tiempo desplazarían a las guitarras de caja en los estilos más duros. Estamos hablando de 1957, año en que le colocaron a la 175 dos humbuckers por primera vez, antes llevaba P90.

El antiguo modelo ES-165 (Herb Hellis Signature), es exactamente una ES-175 con una sola pastilla. La actual Herb Hellis  lleva una pastilla flotante y tiene poco que ver con su predecesora.

Pese a estar construida con madera laminada para evitar los acoples, en las pruebas que hice en mi estudio se acoplaba con facilidad en graves y estaba tocando alto pero no muy fuerte.

 

CONCLUSIONES

Estamos ante una guitarra histórica que cualquier guitarrista de jazz (o no) sueña con poseer y realmente, si lo que buscamos es este sonido, no faltan motivos. Esta guitarra, combinada con un amplificador adecuado, como el Henriksen que he usado para la prueba o un Polytone, suena a jazz desde la primera nota. Juega en la liga profesional desde hace décadas.

Pese a los grandes fallos en el acabado es un buen instrumento, aunque yo no lo consideraría de gama alta más que por la cantidad de euros que cuesta.
A una archtop de cualquier otra marca no le perdonaríamos estas taras estéticas, estamos hablando de una guitarra de más de 3.000 euros y por ese precio podemos elegir entre muchas, aunque no sean Gibson ni americanas. La gran mayoría de archtops coreanas o japonesas que superan los 1.000 euros tienen unos acabados impecables, no se permiten estas licencias.

Mi consejo es que si piensas comprar una Gibson ES-175, es mejor que la veas antes y la pruebes, aunque sea nueva, evitaras sorpresas desagradables. Ya sabes donde suelen estar los fallos de acabado y una guitarra mal acabada debe ser vendida más barata.

 

RESUMEN DE DATOS TÉCNICOS

  • Caja: 16″ (40’64 cm.). Tapa, aros y fondo de arce laminado de 3 piezas.
  • Ancho:   3’5″ (89 mm.)
  • Mástil: Caoba
  • Diapasón: Palosanto con incrustaciones en paralelogramos.
  • Escala: 24 3/4″ (628’5 cm.)
  • Radio:12″
  • Clavijas: Gibson deluxe.
  • Trastes: 20 semi-jumbo
  • Pastillas: 2 Gibson Classic 57.
  • Controles: 2 Volúmenes, 2 tonos, switch de 3 posiciones para cambio de pastilla.
  • Puente: ABR 1 con base de palosanto.
  • Cordal: En trapecio.
  • Peso: 3’25 Kg.

 

Unas fotos. Pincha sobre la imagen para verla más grande.

 

1 2 4 3

5 6 7 8 9 10 11 12 13 15 14 18 19 20 21 22

17 16

 

VÍDEO

Grabado con micros Rode NT2 y SENNHEISER e906.

Tarjeta de sonido Edirol FA-66.

Sonido sin procesar.

Audio en MP3, a 192 kbps. Es aconsejable escucharlo con auriculares, si no tienes unos buenos altavoces en tu PC.

El amplificador usado para esta prueba es un Henriksen JazzAmp.

Gracias a…

Eddy Berte por prestarme desinteresadamente su guitarra durante su ausencia, gracias Eddy!

 

Y hasta aquí llegó mi amor.

Ya está bien de hablar de guitarricas, voy a tocar un rato.

 

Salud y bolos (bien pagados).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (27)

Pablo, muy buena revisión. He flipado bastante con lo del marco de pastilla, pero mucho más con lo de la pintura, y porque no, con lo del acabado de los trastes. Eso si, enchufada suena a puro jazz…

Responder

Hola Rubén!
Si, tienes razón, si nos olvidamos de esos “pequeños detalles” y solamente escuchamos es mejor.
La verdad es que la guitarra suena muuuy bien.

Saludos!

Responder

excelente revisión! impecable, no es la primera vez que leo sobre las fallas en la calidad de terminación de las Gibson, especialmente de las nuevas partidas-

Responder

Chapeau, ando buscando una buena jazzbox y toda la info es poca. Un abrazo y enhorabuena por este magnifico artículo. Muchisimas gracias hermano.

Responder

por cierto, suenas espectacular con cualquier guitarra que enganches !!

Responder

Hola Nacho!
Gracias por tu generoso comentario, la que suena bien es la guitarra, yo procuro no equivocarme mucho.

La 175 es un elemento a tener en cuenta, siempre y cuando la encuentres por un buen precio. Suerte con tu búsqueda!

Un saludo.

Responder

Esta guitarra es “·IDENTICA” a mi Gibson Es 165 Herb Ellis, hasta los trastes semi jumbo, todo,
da la sensacion que han echo 2 modelos distintos de una sola guitarra ?
Lo que no estoy seguro es del laminado intermedio ??? no creo que sea Arce y no quisiera despintar lo negro para ver el color de la madera…..creo que debe ser una madera economica,
viendo las caracteristicas generales de estas guitarras echas en Memphis, con errores increibles
como lo que valen y que no se acompaña con su sonido, para mi gusto dista mucho de lo que sonaria una Es 175 del 58 !!! a mi juicio, creo que ante una archtop de dudosa calidad, es mejor una semi holow body, ojala sacaran una parecida a la de Pat martino, pero no signature, si no Standars, como para que sea mas general a los distintos fisicos.
Mi conclusion, es que es muy caro el valor para tan pequeña diferencia con otras marcas
y reitero sobre el laminado intermedio, no creo que sea Arce y de ahi su diferencia sonora !
Abrazo para todos, Juan

Responder

Hola! Magnifica revisión! Estoy muy de acuerdo con tus apreciaciones de la guitarra. tengo una parecida (comprada en 2011 y la única diferencia es que las partes metalicas y pastillas son plateadas que, para mi gusto, son mas bonitas)

Reseño especialmente que a la mía también le ocurren cosas de las que comentas: el acabado de la pintura (especialmente en ese hueco entre el final del mastil y la caja) el desgaste exagerado de la nitro (en mi caso en la caja, en la parte superior donde suelo apoyar el brazo) y el mal acabado del final de los trastes. Además yo tuve el extra de tener el hueso con un pequeño defecto que hacía que la primera cuerda se fuera demasiado hacia abajo y se saliera de los trastes a la minima (con ese sonido metalico incomodo) Por suerte cambié el hueso por uno de mejor material y ajustado mucho mejor así que ya sin problemas.

Por lo demás es una guitarra fantástica, con un gran sonido en la pastilla del mastil y , como bien dices, casi innecesaria en la pastilla del puente, que casi nunca uso (si acaso combino las dos para tocar en algunos temas un poco más modernos)

De paso aprovecho para comentar un par de cosas

– Cuando toco , a veces, va por rachas, noto que alguna pieza vibra y suena un poco (presiento que es algun tornillo del golpeador o de alguna pastilla) ¿le pasaba a la que tu probaste? ¿le pasa a otras archtop?
– Veo que usas un ampli especial para Jazz. Me gustaría saber más sobre estos amplis y sobre todo si son silenciosos y no meten ruido de fondo. Ahora mismo toco con un Koch Studiotone y me encanta pero tiene el fallo de que incluso en limpio sisea un poco (grabo con buen equipo, pro tools, interface digi 003, varios micros entre ellos sm 57, condensadores rode) y para grabar me parece que suelta demasiado ruido. Noto que la grabación de tu video suena muy limpia y sin ruido de fondo ¿ecualizaste a posteriori? o el sonido está tal cual salia del ampli?

Gracias! y gran revisión de esta guitarra!

Responder

Hola Miguel.

Pues si, parece que hay que asumir esas taras si quieres tener una 175 de las actuales, no es que haya una mal acabada, es que ahora son así.

Respecto a esos problemillas que me comentas, son bastante comunes.

Pieza que vibra.- Antes de hacer nada comprueba de donde viene la vibración, aunque lo más probable es que sea la pastilla del mástil que vibra contra su marco, me lo he encontrado en varias guitarras.
Para eliminar ese molesto ruido basta con colocar algo que haga presión entre la pastilla y el marco para que esté más sujeta y no vibre. Yo le suelo poner un trozo de plástico transparente (tapa de bloc), a veces dos pegados hasta que dé el grosor necesario.

Ruido al grabar.- Aunque el vídeo de la 175 lo grabé con un Henriksen, del mismo propietario que la Gibson, también tengo un Studiotone y es mi ampli favorito para todo.
La primera vez que fui a grabar en estudio con el Koch no pude hacerlo porque sacaba demasiado “ssssss” de fondo y tuve que grabar con otro. El problema es que llevaba las válvulas bastante gastadas. Hace poco estuve grabando en el mismo estudio y me volví a llevar el mismo ampli con todas las válvulas nuevas y pude grabar sin problemas, no había ruido de fondo.
Pregunta inevitable ¿Llevas mucho tiempo las válvulas sin cambiar?

El audio de la grabación está sin editar, tal cual se grabó con un Sennheiser e906 y un Rode NT2 combinados. Creo recordar que al final usé bastante más señal de e906 que del NT2. El Henriksen que usé es muy bueno, suena muy cálido y sin nada de ruido de fondo, por cierto, estoy preparando un artículo sobre él que publicaré próximamente.

Un saludo y bienvenido!

Responder

Gracias! Probaré lo de la vibración de la pastilla
Respecto al ruido del koch. Lo compre de segunda mano y lo noto de siempre, aunque justo al comprarlo no me fije en el ruido. Fue al hacer la segunda grabación

Hace justo un año lo lleve a un electrónico para minimizar ruido y el señor me aseguró que había cambiado varias válvulas. Es cierto que el ruido bajó un poco, pero no lo necesario para poder grabar con una relación señal-ruido aceptable. Yo creo q no fue un buen ajuste y como yo aun no conocía mucho mi ampli, pensé q era lo máximo q me lo podrían ajustar. Ahora veo q por lo q me cuentas se puede grabar perfectamente con el. Aprovecho para preguntar ¿conocéis algún buen tecnico de amplis en Madrid?

Gracias!!

Responder

En Madrid tienes el servicio técnico de Koch en Málaga8, antes Madrid Musical, en la calle Málaga 8:

http://www.malaga8.com/index.html

En esta tienda tienen Koch hace muchos años y creo que son importadores de esta marca. Yo llevé mi ampli allí hace un tiempo y me lo dejaron como nuevo, además son muy majos.

Saludos.

Responder

Hola! Tan sólo comentar que he probado lo de la tapa de Bloc transparente entre el hueco de la pastilla y el marco y ha funcionado. En mi caso parece que la vibracion venía de la pastilla del puente. Muchas Gracias por el consejo! Respecto al ampli, pronto haré una grabación a cuarteto y podré contaros más sobre cómo se porta mi koch studiotone grabando con la 175. Saludos

Responder

Un buen trozo de plástico a presión no falla. Rápido y eficaz… y barato!

Se me pasó comentarte que gran parte del ruido de fondo en el Studiotone, al menos en el mio, viene de la reverb.
Actualmente no uso la reverb del ampli, uso un pedal de reverb de la marca Hardwire, el RV-7. Además de sonar mucho mejor que la del ampli no hace ruido y tiene varios parámetros ajustables.

Suerte con la grabación!

Responder

Hola Pablo, magnífico blog. Enhorabuena y gracias, no hay mucho sobre estas guitarras en español. ¿Has probado una de estas con las P90?

Responder

Hola José Luis.

No he tenido la suerte de probar una 175 con P90. Lo más parecido que he probado ha sido una Guild CE-100 con una única P90 en el mástil y sonaba de muerte. También era de finales de los 50.
Hasta ahora todas las guitarras que he probado con P90 me han gustado. A ver si cae una pronto y la analizamos.

Saludos y bienvenido.

Responder

Hola muy buenas.

No sabía dónde ubicar mi comentario, pero al final he decidido que aquí en este post …

Enhorabuena por el blog que es magnífico, como ya comenté en la “presentación”.

Pues resulta que no acabo de dar con el sonido que me gustaría de jazz con mi equipo. Y me explico..

Tengo una Gibson ES-175 y un ampli Twin reverb, ambos vintage de los 60. Llevo mucho tiempo tratando de encontrar “mi sonido” y no lo he conseguido. Bueno, yo pensaba que esta combinación era infalible para conseguir ese tono de jazz pastoso que he escuchado en miles de discos y que normalmente se escucha en miles de vídeos en youtube también.

Cuando vi los clips de las pruebas que habéis grabado para esta Gibson 175, o para el ampli Henrikson, o incluso para las guitarras Heritage 535 y 575, pensé que ése era el sonido que yo buscaba, y que no logro sacar con mi equipo. He probado a ecualizar el ampli de muchas maneras, subiendo medios,bajando graves ,agudos al medio,….He probado a bajar el pote del tono de la guitarra hasta casi cero y bueno digamos que me acerco al sonido pero no es lo que escucho en vuestros vídeos. Y tampoco creo que todos los que conseguís ese sonido toquéis con el control de tono al 1 o al 2.

Considero que mi equipo no es malo, sino todo lo contrario, y aunque el TReverb amp no es un ampli especialmente para jazz, han habido multitud de guitarristas que lo han usado para jazz. Además considero que una 175 debería sonar a ese jazz pastoso, independientemente del ampli que se utilice. Por necesidad esta guitarra es puro jazz..

He pensado que tal vez el problema estuviera en la guitarra,pero creo que no es eso. La guitarra, aparte de ajustes , está bien, con sus humbuckers y su electrónica en perfecto estado. Tendría que ajustar la altura de las cuerdas y el puente, pero eso no es el motivo de no poder conseguir el sonido que busco.

Quizás con un ampli más jazzero, tipo Henriksen o el Polytone conseguiría o me acercaría a lo que busco? Es posible pero sigo pensando que esta guitarra en un TReverb amp debe sonar pastosa como suenan las pruebas de vídeos que habéis hecho.

En cuanto a las cuerdas, he probado muchas también y ninguna me gusta. Me he comido mucho el coco en este tema y sigo haciéndolo…
Siempre 012 y entorchado plano, he probado Thomastick, Newtone y ahora Pyramid , pero no me convence ninguna ni consigo grandes cambios con ellas. Las súper famosas Thomastick no me van porque a mí me gustan las cuerdas graves que sean gruesas, y el juego de 012 de esta marca , para mi gusto peca de poco calibre en las 3,4, 5 y 6ª cuerdas.

Tampoco me considero un mal guitarrista sino todo lo contrario. Y para terminar diré que no toco con púa sino con dedos, bueno uñas. Pero sé que esto tampoco es la razón de no poder conseguir ese sonido.

En fin, nada más…de nuevo os felicito por el blog, que a partir de ahora voy a seguir con interés, y tan sólo decir que si alguien puede aportar algo de luz en esto de la búsqueda del sonido de jazz, estaré encantado de leerle e intercambiar comentarios.

Un saludo

Responder

Hola José.
Bienvenido al blog!

El Fender Twin Reverb es un gran ampli, de eso no hay duda. Si además es de los 60 (Blackface???) estamos hablando de un amplificador por el que más de uno mataría. Peeeeero, si estás buscando ese sonido “pastoso” de Joe Pass o Jim Hall, que todos asociamos al jazz, no le des más vueltas, con ese amplificador no lo vas a conseguir. Podrás obtener sonidos muy válidos, limpios y con mucho armónico, bonitos y cálidos, pero no ese que tu dices estar buscando.
La combinación por excelencia para guitarristas de jazz es una 175 con un Polytone y olvídate del problema del sonido. Un tandem que han usado muchísimos guitarristas y el sonido de guitarra jazzy que llevamos escuchando media vida. Puede parecer un poco simplista reducirlo todo a una guitarra y un ampli, pero es así. Hay infinidad de guitarras y amplificadores con los que obtener un sonido válido para jazz, pero esa es LA combinación.
A mi me gusta más el sonido de las válvulas, aunque he de decir en honor a la verdad, que después de varios años tocando con un Koch Studiotone, estoy volviendo a usar mi viejo Polytone y me cautiva su sonido. Va por temporadas, como lo de las cuerdas.

El uso de las uñas tampoco ayuda mucho a conseguir el sonido que buscas, sobre todo si las llevas largas, pero eso ya es parte de tu estilo, no un factor externo que puedas cambiar.

Ah! Y de cuerdas unas D’Addario Chromes de 0’012 que las puedes encontrar en cualquier tienda. Las Thomastik me gustan mucho, pero para tener una tensión decente hay que usar un juego de 0’013 o 0’014, para que las cuerdas centrales no se queden muy blandas.

Concretando: Polytone.

Suerte con tu búsqueda!

Un saludo

Pablo Mercader

Responder

Gracias Pablo por tus comentarios y recomendaciones.

Pues bueno, iré a por un Polytone o un Henriksen de segunda mano, porque ahora mismo no puedo acceder a nada de primera.

Respecto a las cuerdas, he utilizado D’ddario en acústicas y las dejé porque no me gustaban. El tema de las cuerdas en acústica es otra de las comedoras de coco que me lleva años sin encontrar las que me gusten. Pero ése es otro tema….

Las Thomastick que tanta fama tienen, como dije anteriormente, a mí no me van porque el calibre de 012 se me queda muy corto en las cuerdas graves, y un 013 no lo he probado pero lo considero excesivo. Además, no ” siento” que esas cuerdas me transmitan algo mejor que otras cuando las toco. No tengo sensación de buenas cuerdas con ellas. Así que no me gustan.

No sé si habéis probado las Pyramid, que tanta fama tienen sobre todo sus flatwound… En calibres me van bien, pero tampoco me transmiten una sensación especial ni ideal al tocarlas.

Una cosa respecto a los Polytone… Sé poco de ellos pero por lo leído en la red, parece que los de fabricación actual o los de hace pocos años son de peor calidad que los antiguos. Y los antiguos suelen tener o el cono hecho polvo o cambiado directamente.

Si esto es así, de qué época me recomiendas buscar uno ?

Un saludo

Responder

Los actuales a mi me parecen igual de buenos que los antiguos, de todas formas prueba el que puedas, no hay tanto donde elegir.

Responder

Gracias de nuevo.

Por cierto, creo que residimos muy cerca, si no me equivoco. Aprovecho para preguntarte si conoces algún luthier que sea de confianza y con experiencia. Necesito ajustar bien la 175 tema de mástil , y ver un tema de electrónica de otra guitarra . Yo estoy en Alicante

Responder

Pues yo estoy en Torrevieja 🙂 Si algún día quieres probar un Polytone pásate por aquí y pruebas el mio. Solo tienes que darme un toque con tiempo. Te paso mi correo por privado.
Respecto al tema de ajustar o reparar guitarras, en Alicante está Rubén de Klavier que es muy fino. Creo que también se ocupa de la parte electrónica.

Saludos.

Responder

Yo también he tenido una ES175 de las fabricadas en Memphys. Coincido al 100% con lo de los malos acabados; un famoso luthier de Madrid, cuando se lo comenté, encogió los hombros y me dijo: Gibson es así, pero Gibson suena así. A mí me parece una guitarra de batalla muy buena, con un sonido clásico muy identificable y que es referencia de mucha gente. Mi sonido Gibson es más el de la L5 o la Super400, nada que ver y, para maderas laminadas, reconozco haber encontrado cosas mejores en Sadowsky y Benedetto (si tienes suerte, de segunda mano consigues modelos laminados de ambas marcas a un precio parecido al de la Gibson), pero no suenan a ES175: eso hay que valorarlo siempre, no suelen tener la misma escala ni características de construcción más allá de compartir la naturaleza laminada de las maderas, diría que suenan más a madera que la Gibby, igual por culpa del puente que citas). La verdad es que la Gibson, si puedes tener varias guitarras, puede ser una pieza a tener en toda colección… pero asumiendo esas cosas que el control de calidad de la marca americana pasa por alto.

Responder

No te lo discuto. Tienes razón en todo lo que dices pero hay un elemento a tener en cuenta que no nombras, el precio de la 175. Cuesta como una guitarra de gama alta sin serlo.

Responder

Hola, fantástico el blog y el artículo. Enhorabuena por el toque también!
En octubre voy a ir a Nueva York y he decidido que me voy a traer una ES 175 sí o sí (es lo que hay, no soy capaz de explicar mejor el porqué). Te quería pedir consejo sobre dos cuestiones. La primera es si es mejor pensar en una 175 del año 2000 para atrás o es mejor del 2000 para adelante. Entiendo, quizá sin mucho fundamento, que cuánto más moderna la guitarra será más fácil de tocar (he tenido guitarras de los 70- Grestch y Hagström- y siempre me han parecido más “duras”). Quizá sean sólo prejuicios.

La otra cuestión hace referencia al puente. El tune-o-matic lo veo más flexible para cambiar el modelo y calibre de cuerdas y ajustarlo fácilmente. Estoy viendo el modelo 159 VOS Reissue (cuya nomenclatura tal vez tengas a bien aclararnos) y hay bastantes de segunda mano con lo que se puede llegar a encontrar relativamente fácil. Mi duda es el puente de madera, no por el sonido sino más bien porque si quieres cambiar calibres etc, cómo se ajusta la afinación? hay que soltar las cuerdas y desplazar el puente físicamente hasta encontrar el punto óptimo? Me parece complicado hacerlo bien y muy fácil dejar la afinación hechach unos zorros. Se podría cambiar el puente de madera en una VOS reissue por un tune-o-matic?

Muchas gracias de antemano por tu ayuda.

Responder

Hola, gracias y bienvenido.

Yo creo que las guitarras cuanto más añejas mejor. Las mejores Gibson son las anteriores a la era Norlin, anteriores a 1968-69. El problema es que estas 175 cuestan mucho dinero, además son guitarras con muchos años y no todo el mundo prefiere una guitarra vintage a una moderna.
La acción no tiene nada que ver con el año de fabricación. Un buen lutier puede conseguir una acción muy baja en cualquier guitarra.
En fin, es una decisión que debes tomar tu, vintage o moderna. Seguro que vas a ser feliz con cualquiera de las dos.

Sobre la segunda cuestión, creo que el puente que lleva la 175 de serie es el más apropiado. Con un puente de palosanto el sonido sería más oscuro todavía y la verdad es que ya está bastante oscurecido.
El tema del quintado con un puente de madera también tiene sus inconvenientes. Solo se pueden quintar bien la primera y la sexta cuerda, el resto se tienen que quedar como caigan. Dependiendo del calibre de cuerda que uses puede mentir más o menos. Desde luego, es más exacto con un tune-o-matic.

Las siglas V.O.S hacen referencia al acabado del lacado. Es un acabado algo satinado, busca imitar el desgaste del brillo de la nitrocelulosa, el que se produce cuando la guitarra ya tiene sus 30 años. Si no te gusta así siempre se puede pulir y sacarle brillo, aunque para eso es mejor comprar una 175 que no tenga ese acabado.

Saludos.

Responder

Hola Pablo, muchas gracias por tu blog, da gusto leer a alguien con tanto conocimiento concreto sobre este tema tan minoritario, pero que cada vez me “engancha” más. También da gusto escucharte. Me he comprado una ES-175 del 97 en Reverb, no es lo suficientemente antigua, pero quiero ver. Cuando la reciba la haré sonar con un Henriksen The Bud y con un DV Mark Jazz, y mi idea es Thomastik 12-52, aunque quiero probar. Veo lo que cuestan las 175 anteriores al 69, y por ese precio hay alguna guitarra que me gusta más (sin haberla probado), por concepto y estética, como la Birdland u otras archtop. No sé, estoy ansioso por que llegue y probar. Ya te contaré…!

Responder

Enhorabuena por tu compra!

Si, los precios de las 175 más antiguas se han vuelto prohibitivos, bueno y los de las nuevas también, teniendo en cuenta que son “guitarras de cartón”, como decía el gran Jim Hall jajajaja
Es broma, sin duda será una gran guitarra, que la disfrutes! Ya contarás.

Saludos.

Responder
A %d blogueros les gusta esto: