Saltar al contenido
Guitarras de Jazz

Sadowsky Semi Hollow

enero 25, 2017

Es pequeñita, con clase y genio, con una belleza natural que gira cabezas por donde pasa. La perdición de un guitarrista.

sadowsky-semi-hollow-1

Las guitarras de Sadowsky gozan de muy buena reputación en el mundo del jazz, gracias en parte al apoyo y confianza que le han brindado primeros espadas como Jim Hall, Jimmy Bruno, Chuck Loeb, Kurt Rosenwinkel, John Abercrombie y un larguísimo etcétera. Si buscamos  bajistas que usan Sadowsky el elenco es abrumador, en cantidad y calidad.

Roger Sadowsky aprendió el oficio a principio de los años setenta, concretamente entre 1972 y 73, en el taller del veterano Agustino LoPrinzi, donde también se formó John Buscarino, tuvo que enseñarles bien en vista de lo presente. Cuando concluyó su aprendizaje estuvo reparando y modificando guitarras y bajos durante cinco años. Un dato curioso es que una de las modificaciones que más hacía era coger una guitarra o bajo Fender de los 60 (en aquellos años se podían comprar por 800 dólares) y acondicionarla para dejarla como nueva, la mayoría de las veces retocando también la electrónica. Con el paso del tiempo y la moda vintage, las Fender viejas se pusieron por las nubes y el trabajo que Sadowsky hacía en ellas las devaluaba más que otra cosa, a pesar de que se quedaban en condiciones óptimas para ser tocadas, como posiblemente no habían estado nunca.

En 1980 dio el salto y empezó a construir guitarras eléctricas con su propia marca y un par de años más tarde, bajos. La producción era de guitarras sólidas únicamente, por cuestiones de mercado (las archtops no son negocio), pero acaeció que entre sus clientes se contaba Jim Hall, que había estado llevándole sus guitarras durante más de quince años, incluida su legendaria D’Aquisto, para ocuparse del mantenimiento. De esta relación guitarrista-guitarrero nació la Sadowsky Jim Hall y con ella las archtops Sadowsky, guitarras de alta gama, hechas a mano  con maderas laminadas; herramientas pensadas para guitarristas profesionales en ruta.

Todos los modelos de caja de esta marca están construidos a mano en Japón, si, has leído bien, en Japón, por Yoshi Kikuchi -fundador y director de “Sadowsky Tokyo”- y su pequeño equipo de tres personas, aunque luego las firme Sadowsky.
Este lutier nipón, dejó casa y familia en Tokio para trabajar durante un año junto a Roger en su taller-tienda de Nueva York, y aprender todo lo que había que saber sobre los detalles de construcción de las archtops Sadowsky, para poder llevar a cabo esta labor en Japón. Hace falta estar muy interesado en una empresa para dejar a tu mujer e hijos durante un año. Sabía lo que quería el señor Kukuchi.
El mismo Roger asegura que no ha llevado la producción a Japón para reducir costes, ya que la mano de obra allí se paga prácticamente igual que en Estados Unidos, es más bien por una cuestión práctica. Al parecer, el laminado que usan para sus archtops es más fino y duro de lo normal y solamente encontró quien se lo fabricara en Japón, después de buscarlo sin éxito en EEUU y Europa. Además resulta que ya tenía taller y tienda en Tokio, así que se llevó la producción fuera de Estados Unidos sin pensárselo dos veces.. bueno, él sabrá las veces que se lo pensó, el caso es que se la llevó y listo.

La puesta a punto final de estas guitarras que llegan de Japón, es llevada a cabo por el equipo de Sadowsky en Nueva York, aunque sinceramente, no creo que tenga que ajustar mucho, que los artesanos japoneses son muy finos.

Muchos guitarristas americanos están dolidos con este tema. En USA es religión el consumo de productos nacionales y no terminan de aceptar que un icono de la cultura americana, como son las archtops, las mande construir un fabricante americano a Asia y luego se las quiera vender a ellos. Es como si un español mandase a China la fabricación de guitarras “españolas” y luego nos las quisiera vender a nosotros… aunque, bueno, eso ya está pasando, y aquí encantados de que nos salgan más baratas, aunque sean malas. Cada país tiene su idiosincrasia.

Hay que decir, en honor a la verdad, que el acabado de esta Sadowsky que vamos a ver hoy es de lujo, no lo podrían hacer mejor ni en Estados Unidos ni en ningún otro sitio.

 

CÓMO ES 

Este ejemplar que vamos probar está construido en 2008, el año que se presentó oficialmente este modelo al público. Estamos por tanto, ante una de las primeras Semi Hollow (SH).

Está inspirada en el patrón del modelo “Sadowsky Jimmy Bruno” pero recortando por algunos sitios, como el cutaway que es más profundo en la SH y la profundidad de la guitarra, que es 2’54 cm. menor, lo que viene a ser una pulgada. Estéticamente se podría considerar la versión thinline de la Jimmy Bruno, pero solo estéticamente.

Curiosamente, el cuerpo es un pelín más grande en la SH, 15″ frente a las 14 3/4″ de la JM. Tiene un fondo de solamente 4’44 cm. en los aros, y pesa la ridiculez de 2’65 kg., pese a llevar bloque central. El secreto está en que dicho bloque es de abeto y además está ahuecado, no es macizo. Se ha vaciado dejando solamente una especie de estructura de lo que fue el bloque macizo.

Con estas dimensiones y este peso, resulta sumamente grato manejar esta guitarra, ya sea para tocar de pie o  sentado.
Todo el cuerpo es de arce laminado de cinco piezas muy fino, de 3’5 mm. de grosor, el tipo de laminado que Sadowsky buscó con tanto afán allende los mares. El volumen de la guitarra sin enchufar es considerable, pese a su pequeño y estrecho cuerpo.

Este ejemplar en concreto tiene un bonito  flameado, tanto en el fondo como en la tapa y está lacado con nitrocelulosa que le da ese brillo cálido característico. El color es un precioso “Tobacco Burst”.

El ancho de la caja varía bastante desde el aro al centro de la guitarra, casi un centímetro más de ancho en el centro. Si la miramos de perfil vemos que está muy abombada, con un arqueado muy acentuado, además, al ser la caja tan estrecha se nota más.

x-perfil

Dadas las pequeñas dimensiones del cuerpo, el mástil se une a la caja a la altura del traste 15º, uno más de lo normal, y el cutaway en el traste 20º, permitiendo un acceso total hasta el final del diapasón. Un acierto.

Todo el cuerpo está perfilado con un binding de cinco capas b-n-b-n-b en la tapa y b-n-b-n- en los aros, le da un toque muy elegante.

Las efes son las típicas de Sadowsky, a mi parecer de las más bonitas que se han diseñado en todos los tiempos.

x-efe

El golpeador es de ébano con vetas y un diseño agresivo que contrasta con todas las formas clásicas de esta guitarra. De serie viene con el golpeador sin colocar y sin agujeros para sus tornillos, para que decida el comprador de la guitarra si se lo quiere poner o no.

x-golpeador

No lleva el cordal típico de las archtop, sino un puente tune-o-matic clásico. Esto le da una estética y un sonido más eléctrico y con mayor sustain.

El conmutador de cambio de pastilla está situado al fondo a la derecha, junto a los dos únicos controles, una opción no muy vista en las archtops.

El diapasón tiene 22 trastes medianos acabados en punta redonda, con binding simple, un radio de 12″ y está hecho de palosanto brasileño ni más ni menos. Leí en una entrevista a Roger Sadowsky que él considera de vital importancia la madera del diapasón, ya que cree que esta tiene más influencia sobre el sonido que la mismísima tapa de la guitarra. No es de extrañar, por tanto, que use las mejores maderas para sus diapasones.

x-detalle-trastes

El perfil del mástil es en “D” suave, redondito y con el grosor justo, comodísimo. Es de tres piezas de arce y este en concreto está suavemente lijado para que se deslice mejor el pulgar de la mano izquierda, de ahí que se vea mate en las fotos.

x-dorsal

 

El tiro es corto, de 24 3/4″ (62’86 cm.) y el ancho de la cejuela es de 1′ 11/16″ (4’3 cm.), esta es de hueso y ajustada al límite, con las cuerdas casi pegadas a los trastes. Todo esto, junto a una acción extremadamente baja de las cuerdas (1’2 mm. primera cuerda traste 12º), hace que se toque con suma facilidad, pese a llevar una primera de 0’013.

La pala tiene una forma discreta y elegante, con binding y la tapa del alma en ébano. Las clavijas son Gotoh SG301, con ratio 1:18 y palometas de ébano. El conjunta de la pala está muy logrado, me parece muy refinada y una muestra clara de que menos es más.

sadowsky-semi-hollow-14

 

CÓMO SUENA

El carácter de esta guitarra está más cerca de las semisólidas que de las archtop, pero sigue manteniendo parte del sonido de las archtop huecas. Aguanta sin despeinarse volúmenes altos y distorsiones cañeras, de hecho Sadowsky dice de esta guitarra que “es la archtop que más fuerte se puede tocar”, aunque la verdad, no creo que nadie compre esta guitarra para tocar hard rock, más que nada porque por el precio que tiene se pueden conseguir muchas otras más apropiadas. A pesar de todo esto, da la talla perfectamente en un contexto jazzístico clásico.

Las humbuckers que montan actualmente en este modelo son DiMarzio DP103 (36th Anniversary). Aunque ese dato no aparece en ningún sitio, encontré por casualidad una participación de Roger Sadowsky en 2010 en un foro americano en la que decía:

In the Semi Hollow and the new LS-17, I am using their new
36th Anniversary pickup (Thanks for your input, Jack Z). It is a
great pickup that I do not think I can improve upon in any way.”

Cuando medí con el multímetro la salida de las pastillas de esta guitarra me encontré con que la del mástil tenía exactamente 7’30, pero la del puente marcaba 8 Kohm. Esto me extrañó porque las DP103 no se fabrica con diferentes salidas, se usa la misma pastilla para mástil o puente. Es muy posible que en las primeras SH, entre las que se cuenta esta, colocaran otras humbuckers con un carácter muy parecido a las DP103 pero con algo más de salida en el puente. Una cosa sí puedo afirmar con certeza, el sonido de esta guitarra es exactamente igual que el de las SH más recientes.

Para la prueba de sonido usamos un Henriksen JazzAmp con cono de 10″ y una extensión con un 12″, aunque esta guitarra la he oído en muchos amplificadores diferentes y tiene un  personalidad sobresaliente, indistintamente de donde la conecten.

 

x-amplis

Aunque se ven tres pedales en la foto, no hay ningún efecto añadido, solamente una  reverb Flint de Strymon. El pedal azul es un ecualizador paramétrico y no estuvo activado durante la grabación. El “Freeze” tampoco, evidentemente.

Lo que más destaca del sonido de esta guitarra son los medios llenos y dulces, lo llenan todo y son espectaculares. Los agudos suenan gordos y tienen un brillo moderado, aunque la verdad es que los recortamos bastante en la ecualización del ampli. Los graves tienen el cuerpo justo para estar presentes y no embarullar, algo que me parece muy beneficioso en la mezcla global.

La respuesta a las dinámicas es muy buena y responde muy bien al ataque rápido y a las diferentes intensidades de púa. Esta guitarra puede sonar muy dulce, pero basta con que le apretemos un poco para que responda a gritos, como si estuviera esperando la señal para saltar. Cuidado con las pequeñitas.

 

CONCLUSIONES

Si estás buscando una guitarra de gama alta y maderas laminadas para tocar cualquier tipo de jazz y además poder usarla para blues, fusión u otro estilo en el que vayas a usar efectos, esta puede ser una interesante opción.

Si te has planteado comprar una 335 para tocar jazz, no olvides que existen otras guitarras que te pueden dar lo mismo o más. De hecho, considero esta Sadowsky como la evolución inteligente de una 335, con un extra de esteroides.

La única pega es el precio, actualmente 4.925 dólares -más impuestos y aduanas- encargándola directamente a la tienda Sadowsky. De segunda mano resulta muy difícil encontrarla, en España prácticamente imposible.

 

RESUMEN DE DATOS TÉCNICOS

  • Caja: 14 3/4″. Tapa, aros y fondo de arce laminado.
  • Ancho: 4’1 cm.
  • Mástil: Arce, tres piezas.
  • Diapasón: Palosanto de Brasil.
  • Escala: 24 3/4″
  • Radio: 12″
  • Clavijas: Gotoh SG301, ratio 1:18.
  • Trastes: 22 medium.
  • Pastillas: 2 Humbucker DiMarzio-Sadowsky.
  • Controles: Volumen y tono genaral.
  • Puente: Tune-o-matic
  • Peso: 2’65 Kg.

 

FOTILLOS.

sadowsky-semi-hollow-05 sadowsky-semi-hollow-04 sadowsky-semi-hollow-09 sadowsky-semi-hollow-07 sadowsky-semi-hollow-14 sadowsky-semi-hollow-15 sadowsky-semi-hollow-16 sadowsky-semi-hollow-17 sadowsky-semi-hollow-18 sadowsky-semi-hollow-19 sadowsky-semi-hollow-20 sadowsky-semi-hollow-21

GRACIAS A…

Isaac Martín, por habernos prestado su herramienta principal para que la disfrutemos todos. Que buen arsenal tienes compañero! A ver si cuadra y podemos seguir con otra de tus hachas 😉

Gracias Isaac!!

 

VÍDEO

Grabado con micro SENNHEISER e906 y RODE NT2. Tarjeta de sonido Edirol FA-66.
Sonido sin procesar.Audio en MP3, a 192 kbps. Es aconsejable escucharlo con auriculares, si no tienes unos buenos altavoces en tu PC.
El guitarrista es Isaac Martín, propietario de la guitarra.

 

******************************************

A veces, algunas veces, todo sale a la primera, todo fluye, pero otras no. Esta review empecé a formatearla en septiembre del 2015, cuando nos juntamos Isaac y yo. Grabamos el vídeo y empecé la sesión fotográfica, que se vio interrumpida por una llamada telefónica que nos dio un buen susto, afortunadamente solo fue eso. Desde entonces hasta hoy, todo ha sido un cúmulo de coincidencias que definitivamente han quedado atrás y he podido dar por concluida la review, aunque ha pasado un año y cuatro meses desde su inicio.

Espero que haya sido de vuestro agrado.

Ah! Y feliz 2017. Este sí que va a ser el bueno, ya veréis.

 

Salud y bolos.

 

A %d blogueros les gusta esto: