Saltar al contenido
Guitarras de Jazz

Ibanez FG-100

mayo 18, 2016

Este añejo modelo de Ibanez es un perfecto animal de escenario que alcanzó su plenitud de la mano del mismísimo George Benson.

Ibanez FG100 Portada

La FG-100 se presentó en los catálogos de Ibanez en 1982, añada excelente en esta marca. Por aquel entonces Ibanez estaba empezando a elaborar sus primeras guitarras de diseño propio, después de haber estado fabricando imitaciones de Fender, Rickenbaker y Gibson, principalmente esta última, desde que comenzaron a fabricar guitarras eléctricas. Una demanda de Gibson  los obligó a crear sus propios diseños si querían continuar en el negocio. Quizás si los demandantes se hubiesen quedado calladitos dejando a estos laboriosos nipones seguir haciendo imitaciones hubiera sido mejor para los americanos, pero claro, no podían consentir que les comieran el mercado delante de sus narices fusilándoles todos sus modelos más exitosos.
La pugna Gibson-Ibanez por el mercado de las archtop no había hecho más que empezar.

Foto del catálogo de Ibanez de 1982. Podéis ver el catálogo completo en esta dirección, de donde ha sido extraída la foto: http://www.guitartechcraig.com/ibanez/82semi/82semi.html

Catalogo Ibanez 1982 - FG100 - 2

La FG-100 fue creada con la clara idea de sustituir a la FA-100 (antes 2355), que era una copia descarada de la Gibson ES-175, por tanto estamos hablando de una guitarra que debía ser de batalla, capaz de aguantar volumen alto sin acoplarse, estable y con carácter 175. No les resultó difícil conseguirlo, dada la amplia experiencia que habían adquirido en el sector de las guitarras de caja. Estuvo en catálogo unos pocos años, del 82 al 87, y aunque gozó de cierta popularidad en su día, parece ser que no ha trascendido mucho, pese a ser un buen instrumento. Sin embargo, la mayoría de veces que aparece alguna a la venta, suele tener un precio desorbitado y poco realista, seguramente sea debido a que los que la poseen la valoran sobremanera.

El máximo responsable de la fama que esta guitarra tuvo en su día -y al que aún se nombra cuando se habla de ella- fue George Benson, fiel usuario de la FG-100 incluso después de que se creara su modelo signature. También es cierto que Benson cambió muchas veces de modelo y marca, hasta que firmó con Ibanez el contrato de exclusividad. Por cierto, la Ibanez GB-200 es un calco de esta FG-100, posiblemente usaron los mismos moldes, igual que con la PM20 (Pat Metheny), aunque esta solo lleva una pastilla.

En 1986 Benson hizo su gira europea con una FG-100, a pesar de que ya existía el modelo GB, grabando un concierto en vivo en el festival de jazz de Montreaux con dicha guitarra, pero luego en la portada del CD de esta  grabación se le ve tocando una Ibanez GB, por cuestiones de márquetin imagino. Hay otro caso curioso, en la primera edición de CD “George Benson Anthology” editado en USA, aparece el mismísimo en la portada con una FG-100 al hombro. En la edición europea aparece en la portada con una GB12, posando descaradamente para que se vea bien clara la marca y mirando para otro sitio, aunque seguramente sería para poner su perfil bueno, que Benson es muy coqueto.

Portada americana:

George Benson Anthology EEUU

Portada europea:

George Benson Anthology - Europa

En fin, curiosidades del mercado. Tendrían su tira y afloja con George Benson y el tema de la FG-100 de marras, así que al final le “diseñaron” la GB200, prácticamente igual para que no saliera más a tocar con la FG-100, que está muy feo y además, iba a salir en breve del catalogo y no la podrían vender.

Sea como fuere, vamos a hablar de un excelente instrumento.

 

CÓMO ES

Lo primero que llama la atención nada más agarrarla es su peso, es ligera y compacta, solamente 3 kilos.

Este ejemplar que vamos a probar fue fabricado en 1986 en Terada y acabado en un elegante y oscuro sombreado marrón o “brown sunburst”. Solamente se elaboró en este color y en natural. Lacada en duro poliuretano ha aguantado el paso de los años perfectamente, además se nota que ha estado bien cuidada y no tiene un solo rasguño. Los herrajes también están impecables.

El cuerpo es todo él de arce laminado de tres piezas y un grosor de 5’5 mm. Su tamaño la hace muy cómoda, ancho de 16″ (40 cm.) y 6’5 cm. de fondo. Toda la tapa va bordeada con un binding blanco-negro-blanco y el fondo en blanco simple.

x - Binding

El puente es de palosanto (de Brasil???) y la parte superior, donde apoyan las cuerdas, está alineada de una curiosa manera que no he visto en muchos puentes, únicamente en alguna ES-175. Tiene una ligera desviación de forma que no queda recta sobre su base, sino doblada. Esto permite que, una vez quintadas las cuerdas, la base del puente quede paralela a las pastillas pero la “selleta” esté doblada lo necesario para que las cuerdas quinten bien. Este pequeño detalle hace que las dos ruedecitas metálicas que regulan la altura queden descentradas respecto a la base y hagan un poco más trabajoso el ajuste.

En esta foto se ve con claridad esta desviación.

x - Foto del puente

El cordal es de diseño propio y lo llaman “FG”, lo que nos podría dar a entender que fue diseñado especialmente para este modelo, pero no es así, ya se utilizó en la FA-100.

x - Cordal Ibanez FG100

x - Ibanez FA100

Los botones de los potenciómetros son uno de los diseños más acertados de Ibanez, con su anilla de goma para que no resbales, me parecen perfectos. Los llamaron “Sure Grip II” y los han vuelto a fabricar para alguna reedición de la serie “Artist” pero algo diferentes a los originales. Son perfectos para hacer el “efecto violín” y que no se te resbalen, aunque en este tipo de guitarra resulta un poco aparatoso hacer dicho efecto.

x -Sure Grips II

La efe es la clásica de Ibanez en aquella época. A lo largo de su historia han ido usando diferentes modelos de efes, desde luego esta parte no es una de sus señas de identidad.

x - EFE

El enganche de la correa está puesto en el mejor sitio que se puede colocar, a efectos de comodidad, mucho mejor que en el tacón.

x - Enganche de la correa

El selector de pastillas está en la parte de arriba y lleva esa arandela de goma tan curiosa y tan inútil, siempre me he preguntado para qué servirá.

x - selector de pastillas con su goma

El mástil está formado por tres piezas de arce y es muy estable. Tiene perfil en “C” bastante gordito, muy redondo, es muy cómodo y te olvidas de el nada más empezar a tocar. Tiene la práctica voluta de refuerzo en la parte más frágil, donde acaba el mástil y empieza la pala.

La altura de la primera cuerda es de 1’6 mm en el traste doce, ni alta ni baja, sin embargo la impresión que da al tocarla es que está mucho más baja, pese a llevar unas cuerdas de calibre 0’012. Interesante efecto.

x - Foto del mástil y voluta

El diapasón merece una mención especial.

Se dice por ahí que esta guitarra y alguna que otra Ibanez de esta época, tienen diapasones de la mítica “dalvergia nigra” o palosanto de Brasil, no se cual será el criterio para decir esta si o esta no. El palosanto de Brasil es una preciosa madera que ahora está  prohibida por hallarse en peligro de extinción. Se exporta en pequeñas cantidades controladas que se cotizan a precio de oro y se usa en guitarras de muy alta gama. Otros aseguran que la madera usada por Ibanez aquellos años era jacaranda oriental y que no se debe confundir con el palosando de Brasil.

La verdad es que en la parte del diapasón donde se puede apreciar la veta, a partir del traste doce porque el resto está negro del uso, a mi me parece palosanto normal de India. En la ficha técnica de la guitarra solamente dice palosanto, no obstante en aquella época no se especificaba el origen de la madera.

Bueno, ahí queda eso, cada uno que piense lo que quiera.

x - Diapasón

Este diapasón está algo desgastado por el uso, realmente menos de lo que parece en las fotografías, pero es un desgaste homogéneo. Esta guitarra ha sido tocada por todo el mástil, no como algunas que presentan ese desgaste solo en los tres primeros trastes.

Lleva 20 trastes anchos y de perfil más bien bajo, con un binding blanco simple.

El tiro es corto, de 24’75”.

La cejuela de hueso tallado a mano y tiene 42’8 mm. (1 11/16″) de ancho, exactamente igual que la 175 en la que tanto se inspira.

x - Cejuela

Las clavijas son también de diseño original, las que llamaron de una forma genérica “Smooth Tuner” o “clavijas suaves”, aunque ya habían bautizado así a otras clavijas diferentes, se ve que también eran suaves. Tienen un acertado diseño y al usarlos se sienten sólidas y realmente suaves.

x - Clavijas

La pala tiene el diseño ya clásico de Ibanez que ha mantenido hasta nuestros días. No lleva binding.

 

CÓMO SUENA

Las pastillas son unas Super 58 con imanes de Alnico III, como se suele decir -cuando se quiere vender una guitarra- “nada que ver son las que fabrican ahora”. Las actuales Super 58-S y  Super 58 Custom, las dos con Alnico V, son unas pastillas que no suenan mal pero no son tan cálidas como las originales, es decir, las que lleva esta guitarra, y además tienen unos agudos con los que hay que tener mucho cuidado, hay que mantenerlos a raya si no queremos que la guitarra suene chillona. Con las Super 58 originales no pasa eso.

La salida es de 7’22 K, la misma en las dos pastillas. Están colocadas a la misma distancia exacta que las de la Gibson 175, la humbucker del mástil está bastante separada de este y la del puente en su posición normal.

x - Pastillas

Siento especial debilidad por estas humbuckers y me gusta todo de ellas, desde sus graves contenidos y definidos hasta sus agudos con ese toque crudo y que no pierde cuerpo cuando se les aprieta un poco, todo sin renunciar al auténtico carácter PAF.

En el mueble de la FG-100 dan como resultado un sonido con tremenda respuesta y mucha dinámica, da la sensación de que las cuerdas están tensadas como un arco y al pulsarla sale disparada la nota, cosa que, aunque suene a metáfora, no deja de ser la realidad. No es de extrañar que George Benson estuviera enganchado a esta guitarra, en manos de un guitarrista rápido de be-bop, como el,  se convierte en una herramienta perfecta.

Donde no me gusta esta pastilla y no le termino de ver el sentido es en el puente. La verdad es que eso me pasa con casi todas las archtop, la pastilla del puente nunca me suena bien, solo le encuentro utilidad para combinarla con la otra, si acaso para hacer algún ritmo funky y poco más.

En otro tipo de guitarra, por ejemplo la Ibanez AS-200, sí que se le puede sacar partido a la Super 58, no hay más que escuchar a John Scofield cuando la satura un poco. En el mueble de la FG-100 también se puede saturar y aguanta bastante bien el tipo, o sea la retroalimentación, pero el resultado no es el mismo que en la AS-200, ni por asomo.

Bueno, ahí está para el que la quiera usar.

 

CONCLUSIONES

Esta guitarra es una buena herramienta de trabajo, pese a sus 30 añitos recién cumplidos, ha llegado hasta el día de hoy en un impecable estado de conservación. Si puedes encontrar una en estas condiciones y que además no haya sido “tuneada” por algún desaprensivo, cosa muy habitual, puedes comprarla sin miedo de que te vaya a defraudar, sobre todo si te gusta el sonido de Benson. Ideal para guitarristas rápidos o de be-bop.

La Ibanez FG100 es una alternativa bastante interesante a la Gibson ES175, con un precio mucho más contenido ofrece una calidad que no tiene nada que envidiarle.

 

RESUMEN DE DATOS TÉCNICOS

  • Caja: 16″. Tapa, aros y fondo de arce laminado.
  • Ancho: 6’5 cm.
  • Mástil: Arce, tres piezas.
  • Diapasón: Palosanto.
  • Escala: 24’75
  • Radio: 12″
  • Clavijas: Ibanez “Smooth Tuner II”.
  • Trastes: 20 medium.
  • Pastillas: 2 Humbucker Super 58.
  • Controles: Dos volúmenes y dos tonos.
  • Puente: Palosanto.
  • Peso: 3 Kg.

 

FOTILLOS.

Ibanez FG-100 - 1

Ibanez FG-100 - 2 Ibanez FG-100 - 4Ibanez FG-100 - 3

Ibanez FG-100 - 7 Ibanez FG-100 - 9 Ibanez FG-100 - 10 Ibanez FG-100 - 12 Ibanez FG-100 - 16 Ibanez FG-100 - 17 Ibanez FG-100 - 19 Ibanez FG-100 - 20 Ibanez FG-100 - 30 Ibanez FG-100 - 33 Ibanez FG-100 - 14 Ibanez FG-100 - 21 Ibanez FG-100 - 23 Ibanez FG-100 - 24 Ibanez FG-100 - 27

 

 

VÍDEO

Grabado con micro SENNHEISER e906. Tarjeta de sonido Edirol FA-66.
Sonido sin procesar, solamente lleva un pedal de reverb Hardwire RV7.
Audio en MP3, a 192 kbps. Es aconsejable escucharlo con auriculares, si no tienes unos buenos altavoces en tu PC.

 

 

*************

Sean ustedes muy felices, que no están los tiempos como para lamentarse.

Salud y bolos!

 

A %d blogueros les gusta esto: