Saltar al contenido
Guitarras de Jazz

Gretsch 6120-1959LTV

abril 28, 2014

Se me ha cruzado en el camino esta hermosa pelirroja y no he podido resistirme a sus encantos, aunque no sea muy jazzera:

0.- Portada

Las Gretsch son sin duda unas de las guitarras con más glamur que existen, y al mismo tiempo una prueba de que no todas las archtop son apropiadas para tocar jazz.

Este modelo que vamos a probar hoy es uno de los más vendidos de la historia de Gretsch, la 6120 o “Chet Atkins”, uno de los buques insignia de la marca. Esta concretamente está hecha en Japón, pertenece a la serie “Profesional Collection” y es una re-edición del modelo de 1959, considerado como la cumbre de la evolución de la 6120.

Todas las Gretsch, Gibson y Fender construidas a finales de los 50, son hoy en día piezas de culto y es muy raro ver una de esas guitarras de referencia. Siempre nos quedaran las re-ediciones.

Desde el año 2002, Fender tiene todos los derechos de diseño, fabricación y distribución de Gretsch, por tanto esta guitarra que vamos a analizar, que es de 2006, pertenece a la era Fender.

Vamos a ver qué secretos esconde esta preciosidad.

 

CÓMO ES

Este modelo tiene la caja de 16″, pequeña y no muy aparatosa, dentro de lo que cabe. El ancho de caja es de 2’75”, unos 7 cm. Con este tamaño de caja podríamos pensar que es fácil que al usar distorsiones se acople, pero la verdad es que las aguanta bastante bien y el acople que se produce es muy manejable.

Está lacada con nitrocelulosa y su color es “naranja vintage” o como ellos lo llaman ” Western Maple Stain Nitro”. Debo decir que es uno de los mejores acabados en serie que he visto, tiene poco que ver con esa nitro pegajosa y guarrindonga que se ensucia nada más mirarla. Si no fuese porque lo aclaran en las especificaciones de este modelo concreto, pensaría que es poliuretano, pero no, es nitro.

La madera del cuerpo es arce laminado de tres capas y un grosor total de 4 mm. Anteriormente (hasta 2003) se fabricaba con laminado de cinco piezas y el grosor total era mayor, lo que repercutía en el peso de la guitarra y por supuesto, en el sonido.

Aprovechando que tenía que sacar las pastillas para limpiarlas, le eché unas fotos esclarecedoras.

Aquí se puede apreciar el corte de la tapa y ver claramente las tres capas:

Corte del laminado de la tapa

 

Los binding son simples, blanco/negro. Las efes son de gran tamaño, no en vano las llaman “Bound Oversized F-Holes”, y también llevan binding. Este tipo de efes es característico de Gretsch y una de sus señas de identidad.

La tapa lleva un refuerzo interno, como suele ser normal en las archtop, ya sea en “equis” o en paralelo. Este refuerzo son dos tiras o “nervios” de madera que van pegados, en este caso en paralelo, a lo largo de toda la tapa y que en esta guitarra son bastante anchos. Están situadas entre las pastillas y las efes. Estas concretamente, tienen la particularidad de llevar un refuerzo añadido en forma de caballete al que llaman “1959 style trestle”, imagino que para aguantar la presión del Bigsby y ayudar a evitar la retroalimentación. Las patas del caballete tienen la longitud exacta para apoyarse contra el fondo. También dicen que añade algo de sustain.

Como una imagen vale más que mil palabras, os pongo una foto que he encontrado en el foro de Gretsch:

caballetes de la Gretsch 6120

Aquí os dejo el link, por si queréis saber más de este curioso invento:

http://www.gretsch-talk.com/forum/gretsch-discussion-forum/48894-bracing-normal-6120s-vs-1959-trestle-bracing.html

En esta tapa los refuerzos no llegan a los huecos de las pastillas pero en la guitarra que analizamos sí que llegan.

Y algunas mías tiradas desde fuera (de la guitarra). El acabado interno está un poco sucio, lleno de chorretones, pero eso no se ve a no ser que saques las pastillas, seguramente por eso lo han dejado así. No me gustan estos detalle y me hacen pensar… ¿habrán dejado algún otro detalle mal acabado porque no está a la vista?

Caballete del mástil caballete del puente

 

Como podéis ver en estas fotos, las dos tiras de madera están algo más juntas que en la tapa de la foto anterior, se meten en el hueco de las pastillas y sirven de base para estas.

El Bigsby es un B6 con el logo de Gretsch y es una auténtica gozada, funciona como la seda y además no desafina la guitarra en absoluto. Tengo una guitarra con Bigsby y he probado unas cuantas más y no todas van tan suave.

El puente lleva una base de palosanto y la parte de arriba es el clásico “Rocking Bar”, a mi gusto el mejor puente que puede llevar una Gretsch o cualquier guitarra con Bigsby, ya que da más “twang” que cualquier otro (en mi opinión) y las cuerdas se deslizan perfectamente cuando usamos el vibrato.
En su contra tiene que no está compensado y no podemos quintar las cuerdas, pero haciéndolo con la sexta y la primera ya va bien, las demás se quedan bastante cerca, además ¿quién va a reparar en eso mientras toca rocanrol?

El golpeador es color oro viejo y lleva un dibujito con la firma de Chet Atkins, como todo modelo signature que se precie tiene que llevar la firma por algún sitio. Yo se lo quitaría, me gustan las guitarras de caja sin golpeadores y además, para jugar con el meñique y el master volumen estorba bastante.

El mástil es de arce de dos piezas y una fina tira central de lo que parece caoba. En esta guitarra concretamente, tiene una veta uniforme muy bonita, a la altura del tacón, que se puede apreciar en las fotos.

El diapasón es de ébano de muy buena calidad, casi sin poro. Tiene 22 trastes muy finos, ultra-slim. Los inlays son los clásicos en Gretsch llamados “Neo Classic” o de media luna (“Half Moon”). El diapasón tiene binding blanco hueso y lleva marcadores rojos muy vistosos en el lateral. En el traste 12º lleva dos.

17

Tiene traste cero. Esto en teoría hace que las cuerdas estén más bajas en los primeros trastes. No tiene por qué ser así, si el hueso está bien hecho pueden quedar igual de bajas.

El hueso es de graph-tech o un material parecido, altamente deslizante, evita que las cuerdas acumulen tensiones muertas y por tanto que se desafine al usar el Bigsby. La mayoría de problemas de afinación que se producen con los Bigsby están ocasionados por huesos poco deslizantes o mal hechos.

Las clavijas son unas Grover Sta-Tite con ratio 14:1 y sin tapa para el mecanismo, tipo vintage.

Por último la pala, pedazo de pala que llevan las Gretsch! Es grande y voluminosa, con las clavijas desproporcionadamente pequeñas, pero esto es normal en esta marca, otro sello de la casa. En el frontal lleva incrustado en nácar la marca y la típica herradura.

El número de serie de la guitarra nos da todos los datos necesarios para saber donde y cuando fue construida.

El de esta es: JT0611XXXX. Las cuatros equis son el nº de esta guitarra, que prefiero mantener en el anonimato.

 

JT – Japón, planta de Terada.

06 – año 2006.

11 – mes noviembre.

XXXX – XXXXº guitarra construida ese año.

 

LA PARTE ELECTRÓNICA

 

Me he llevado un par de sorpresas importantes al analizar esta parte de la guitarra.

La primera, las pastillas.

Al sacar las pastillas de la caja (de la guitarra) me encontré con esto:

TV Jones del mástil desmontada y del puente sin desmontar

Con la misma estética que las FilterTron originales del 59, estas son unas TV Jones Classic. En la tapa de las pastillas viene solamente la leyenda “U.S. PAT. 2892371”, no aparece el logo de TV Jones por ningún lado, imagino que será por respetar la estética de la época porque TV Jones siempre coloca su logo a la vista en todas sus pastillas.

Solo se sabe que son TV Jones por la pegatina del dorsal, que con el tiempo se despegará.

Estas pastillas son de Alnico y de muy baja salida: 4 K  la del mástil y 4’8 K la del puente, históricamente correctas. Los tornillos-polos de las pastillas vienen ajustados a diferentes alturas, como podéis ver malamente en la foto.

Su sonido es limpio, cálido y cristalino. Una buena réplica de las originales, como no podía ser de otra forma siendo TV Jones los fabricantes. Están hechas en los EEUU.

Las pastillas van atornilladas directamente a la madera de las varas de refuerzo de la tapa. El sistema para regular la altura es bastante primitivo: trozos de panel mal cortado y chapa hasta conseguir la altura deseada… otra chapucilla que no se ve, aunque funcional.

Taco nivelador de pastilla

Si queréis saber más sobre las pastillas de Gretsch, en este enlace hay mucha información detallada y en español:

http://guitargurumagazine.com/las-pastillas-de-gretsch

 

La otra sorpresa fue las disposición de potes y cambio de pastilla/tono.

Los tres potes son volúmenes, uno para cada pastilla y el del cutaway es un volumen general que actúa sobre las dos pastillas a la vez, no hay pote de tono!

Tiene dos switch o conmutadores de tres posiciones, uno para cambiar de pastilla y el otro (sorpresa!) para modificar el tono. Este último lo llaman “Master Tone Switch” y funciona así:

  • En el centro deja pasar la señal sin afectarla.
  • Abajo recorta levemente los agudos.
  • Arriba recorta drásticamente los agudos.

Es el que está más alejado del mástil.

8

Es un sistema bastante usual en las Gretsch, lo llevan muchas de sus guitarras, aunque no deja de ser sorprendente para los profanos, como yo.

Los potes de volumen “chupan” muchos agudos al bajarlos y en una guitarra de estas características es un problema ya que uno de sus encantos es la brillante nitidez de sus pastillas. Creo que le vendría bien un “treble bleed mod” o “sangrado de agudos” y me extraña que Gretsch no lo haga de serie en todos sus modelos, o al menos en los caros.

 

CONCLUSIONES

Como dije al principio de la prueba, esta no es una guitarra para tocar jazz, a no ser que hagas un estilo muy personal y diferente. Resulta muy difícil hacer que suene sin brillo y además el Bigsby es un tanto inútil y molesto para este estilo, aparte de un extra que estamos pagando para nada. Para blues tampoco es muy apropiada.

La recomendaría a guitarristas rockabillys y rockanroleros, sin dudarlo, aunque no estoy descubriendo nada nuevo. Es perfecta para fingerpicking tipo Chet Atkins, ¿cómo no? y para country.

Esta Gretsch es una guitarra de mucha calidad. He de decir a su favor, a pesar de que siempre me ha causado cierto rechazo eso de que “el pez grande se coma al pequeño”, que en este caso parece que Fender (actual fabricante y distribuidor de Gretsch, aunque no propietario de la marca) se ha esmerado y está haciendo unas re-ediciones más que decentes e históricamente correctas, arreglando los desajustes de la última época de las Gretsch pre-Fender, que parecen que los había… y gordos.

Todo tiene un precio, el de esta guitarra es de unos 3.400 euros actualmente.

 

DATOS TÉCNICOS

  • Caja: 16″ (40’64 cm.). Tapa, aros y fondo de arce laminado de 3 piezas.
  • Ancho: 2’75 ” (7 cm.)
  • Mástil: 2 piezas Arce, separadas por una tira fina de caoba.
  • Diapasón: Ébano, con incrustaciones “Neo Classic” en nácar.
  • Escala: 24.6″ (62.5 cm.)
  • Radio:12″
  • Clavijas: Grover Sta-Tite. Ratio 14:1
  • Trastes: 22, muy finos. Traste cero.
  • Pastillas: 2 TV Jones Classic, estética FilterTron originales.
  • Controles: 2 Volumenes, Master volumen, switch de 3 posiciones para cambio de pastilla, switch de 3 posiciones para tono.
  • Puente: Base de palosanto con “Rocking” Bar cromado.
  • Cordal: Bigbsby B6C con logo Gretsch.
  • Peso: 3’2 Kg.

 

Fotillos:

1 2 3 4 5 6 7 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 Gretsch, Mesa, pedales y micros

 

VÍDEOS

Grabado con micros Rode NT2 y SENNHEISER e906.

Tarjeta de sonido Edirol FA-66.

Sonido sin procesar.

Audio en MP3, a 192 kbps. Es aconsejable escucharlo con auriculares, si no tienes unos buenos altavoces en tu PC.

El amplificador es un Mesa Boogie Lone Star Special con altavoz Celestion Alnico Gold, en el modo de 30 vatios de potencia.

En este vídeo toca fingerpicking mi amigo Javier Andreu, que muy amablemente ha aceptado mi invitación para grabar algo estilo Chet.

 

En este otro toco yo con púa un famoso tema que os sonará. He usado: overdrive Okko Diablo, delay T-Rex Replica y pedal de volumen Boss FV-300H:

 

Gracias a…

Javier Gutiérrez “el Guti”, por darme la oportunidad de probar a fondo este guitarrón.

Javi Andreu, por su amable y desinteresada colaboración grabando rollo Chet Atkins.

 

Y esto ha sido todo. En breve más y mejor… o peor, ya veremos.

Salud y bolos!

A %d blogueros les gusta esto: