Saltar al contenido
Guitarras de Jazz

Púas!

octubre 17, 2014

Hoy vamos a hablar un poco de púas o plectros, ese elemento que tanto tiene que ver con las llaves y que posee el don de la invisibilidad, solo tiene que caerse en mitad de un bolo y tocar el suelo para desaparecer ante nuestros ojos.

Portada Púas

La púa es el eslabón más pequeño y barato de la cadena y si nos ponemos exigentes, ni siquiera entraría en la categoría de eslabón, ya que está fuera de esta cadena cuerda-altavoz. Se podría considerar como un factor externo, si bien es cierto que en el contacto de la púa con la cuerda es donde empieza todo.

No cabe duda de que afecta al resultado final, por tanto, es conveniente elegir una púa que favorezca nuestro sonido y pulsación y nos ayude a conseguir “el tono”. No solo eso, además se debe adaptar a una serie de necesidades que cada guitarrista tiene, como que tenga un buen agarre y no sea muy resbaladiza, principalmente si te sudan mucho las manos, o que nos sintamos cómodos con su forma, grosor y tamaño, aunque no sea una cuestión de tamaño.

El factor determinante en el diseño de una púa es la punta, la parte que entra en contacto con las cuerdas, casi más importante que el material con el que esté hecha. Una punta afilada va a sacar siempre un sonido más brillante y con más ataque que una punta redondeada, esta producirá un tono más cálido.

Otro factor muy importante es el acabado de los cantos, algo que al parecer no tienen en cuenta muchos fabricantes.
Los guitarristas de música clásica dedican mucho tiempo al cuidado de las uñas porque son conscientes de la importancia del buen pulido (entre otras cosas) de estas, sus púas.
En la ya lejana época que toqué guitarra clásica, estaba obsesionado con mis uñas y sus recovecos. Me enseñaron que tenía que pulir la parte con la que iba a pulsar la cuerdas para sacar un buen sonido, pero no solo eso, también debía cuidar la forma que les diera al lijarlas y por supuesto el largo. Y no hablemos de la pulsación!

Cuando empecé a tocar la guitarra eléctrica lo hice con la primera púa que cayó en mis manos y no reparé en ella hasta mucho tiempo después, sin embargo las uñas siempre las llevaba perfectamente pulidas. Curioso… somos animales de costumbres.

Yo he sido feliz durante mucho tiempo con una púa que, no sé muy bien cómo, ha estado en mi mano o en mi bolsillo durante años, una Dunlop Tortex de 1’14 mm. que aún conservo.
Sirva esta foto de homenaje. Se puede apreciar el sofisticado sistema para que se adhiera bien a los dedos:

Dunlop vieja

Un día, viendo el lamentable estado en que se encontraba, decidí sustituirla por otra, pero no se me ocurrió comprar una igual, no, tuve que comprar varias diferentes, total como no eran muy caras.
Ahí empezó todo.

Actualmente tengo una caja llena de púas, cientos de piezas de todos los tamaños, grosores, materiales y colores, pero solamente uso un par de ellas.

Para tocar jazz solo es necesario que la púa no produzca un sonido muy brillante, siempre y cuando sea ese el sonido que buscas, claro. En algunas púas me he encontrado con que no solo sacaban un tono sin brillo si no que aportaban algo más al sonido: cuerpo, calidez, volumen… y aunque lo parezca, no estoy exagerando en lo más mínimo.

 

LA CATA

Aquí voy a hacer un resumen de las púas que compré para tocar jazz en los últimos años, unas me sirvieron y otras no. Muchas de ellas llevan en su nombre la coletilla “Jazz”, aunque a algunas no llegué a darle uso después de probarlas unos minutos.

Que os aproveche.

 

DUNLOP JAZZ III

Jazz III - 1 Jazz III - 2

Un clásico, legiones de guitarristas de todos los estilos la usan.

El modelo JAZZ se refiere al diseño y Dunlop lo fabrica con diferentes materiales, no todos recomendables para obtener un sonido gordo.

También están la JAZZ II y JAZZ I, con menos punta respectivamente. La JAZZ I tiene la punta casi redonda y saca un sonido más redondo, valga la redondancia.

Las rojas son de nailon y las negras de un material llamado “stiffo” y al parecer menos flexible que el nailon.
Tengo ahora mismo una roja y una negra en las manos y realmente se nota la mayor rigidez de la de stiffo contra la de nailon. El sonido es similar en las dos, aunque dicen que las negras son más brillantes, no noto una diferencia digna de mención.

Al llevar las letras de la marca y modelo en relieve se sujeta bastante bien y no se resbala.
Tiene el tamaño ideal para esconderla en el interior de la mano cuando queremos tocar con los dedos. Su grosor es de 1’38 mm.

Tienen el canto mal acabado. Si eres exigente con el sonido de la púa (si estás leyendo esto lo más posible es que lo seas o que estés en ello) es conveniente lijarle un poco los cantos, con una lija muy fina, antes de usarla.

Esta púa la he usado durante mucho tiempo, hasta que descubrí otras. Ahora no soporto tocar con ella, me suena demasiado apagada, como si matara el sonido.

Su precio es de 50-60 céntimos y la suelen vender en las tiendas de música.

 

DUNLOP JAZZ III XL

Jazz III XL - 1 Jazz III XL - 2

Exactamente igual que la JAZZ III pero más grande, aún así es un poco más pequeña que la típica Fender. Tiene el mismo grosor que la JAZZ III y produce el mismo sonido.

 

DUNLOP TORTEX PITCH BLACK JAZZ III

Tortex Jazz III

Tiene el mismo tamaño y forma que la JAZZ III pero está fabricada en Tortex, que es un material sintético con unas características muy parecidas al mítico carey.

El tortex es un material más bien resbaladizo, aguanta bien el desgaste y es muy barato. El sonido de esta JAZZ III es más brillante que el de la de su tocaya de nailon. Según se va desgastando y torneándose la punta, se vuelve más cálida y el sonido va cobrando más cuerpo, pero aún así me parece demasiado brillante.

El canto está cortado en 90 grados.

Las hay de diferentes grosores, cuestan entre 50 y 60 céntimos y son muy fáciles de encontrar en cualquier tienda de música.

 

D'ANDREA PRO-PLEC 351

D'Andrea 351

La marca D’Andrea fabrica púas desde 1922, está considerado el primer fabricante de púas y son los creadores del diseño original de las púas que más usamos ahora, las típicas Fender, que son en realidad típicas D’Andrea.

Las 351 originales eran de celuloide, estas las hacen de un material llamado V-Resin, un compuesto de celulosa y nailon que resulta mucho más barato de producir y tiene unas características sonoras muy parecidas al celuloide.

Su grosor es de 1’5 mm., se agarra al dedo como una lapa y el sonido que sacan es bastante oscuro y redondo, muy apto para jazz. Su borde viene muy bien pulido, mejor que la mayoría de púas que estamos viendo en este test. Al pulsar con ella parece que se pega a la cuerda, notas el roce, es una sensación agradable y no resta velocidad para nada.

Es la púa que uso actualmente, desde que encontré una tienda que las vende.

Son difíciles de encontrar en las tiendas y su precio es de 1 euro por pieza.

 

D'ANDREA 330

D'Andrea 330

Este original diseño se lo debemos a Ritchie Blackmore, de hecho este tipo de púas son conocidas como “Ritchie Blackmore Pick”, en los países de habla inglesa y entre los círculos de frikis de las púas, entiéndase.

Tiene menos punta que la 351 y produce un sonido un poco más carnoso, más a pulgar.

Viene con el borde bien redondeado igual que la 351.

Son pequeñas y por su forma, algo anti natural (o a mi me lo parece), no he conseguido adaptarme a ellas y es una pena porque me gusta el tono que sacan. Habrá que seguir intentándolo.

Cuestan igual que las 351 y son aún más difíciles de encontrar.

 

DAVA JAZZ GRIPS GELS

Dava Gel

Son prácticamente del mismo tamaño que las Jazz III, un pelín más largas.

El agarre es de goma y se pega a los dedos como si estuvieran manchadas de cola de contacto. Si te sudan mucho las manos esta púa es recomendable para que no se te escape.

Tienen un grosor de 1 mm. y son de un material llamado PolyGel, prácticamente igual que el dernil a efectos sonoros, muy brillante.

El borde está mal acabado, hay que pulirlo antes de usarla.

En el centro tienen un agujero que va cubierto por la goma, esto hace que al agarrar la púa por la parte de arriba se comporte como si fuese más blanda, sirviendo igual para hacer rítmicas con una acústica que punteos, cogiéndola de más abajo, en una eléctrica.

A pesar de ser unas púas estupendas no valen para tocar jazz, son demasiado brillantes.

Cuestan algo más de un euro y se pueden comprar por internet.

 

DAVA JAZZ GRIPS DERNIL

Dava Dernil

Exactamente iguales a las GRIP GELS, en tamaño, tacto y sonido, pero el material de estas es dernil, también conocido como acetil o duralín.

Suenan muy brillantes, demasiado y también tienen el borde mal acabado.

Cuestan algo más de un euro y se pueden comprar por internet.

 

DUNLOP JAZZTONE 205

Jazztone

Del mismo tamaño que la Jazz III pero diferente diseño.

Con una textura calcárea y agradable al tacto, se sienten muy bien en la mano y no resbalan mucho.

El borde está muy bien acabado, listo para tocar.

Tiene un grosor algo inferior a los 2 mm. y es totalmente rígida.

Produce un sonido con cuerpo pero brillante debido a que tiene la punta afilada. De la misma serie Jazztone, el modelo 206, algo más grande que la 205, tiene la punta más redonda y saca un sonido más dulce.

Cuestan alrededor de 50 céntimos y se pueden comprar por internet.

 

GUZZ S3

Guzz 1 Guzz 2

Una púa de diseño que da mucho de sí.

La Guzz S3 es una púa diferente. Está pensada para poder usarse por los tres ángulos, no solo por la punta, y hay que aprender a usarla, aunque no es difícil, no deja de ser una púa.

La punta 1 o punta normal (lleva un punto) tiene la forma que van tomando las púas cuando se desgastan, esto hace que desde el primer momento suene bien.
La punta 2 (dos puntos) produce un sonido más oscuro y es apropiado para rítmicas, sobre todo de jazz o manouche.
La punta 3 (tres puntos) es casi redonda y produce un sonido más brillante, también para rítmicas.

Los tres cantos están muy bien pulidos. El sonido que produce es redondo y con mucho volumen.

Tiene 3’51 mm. de grosor y eso es mucho comparada con las púas normales, hay que acostumbrarse a ella. En una cara tiene un circulo de goma para el agarre y cumple su función, la púa no solo no se mueve de la mano, parece que envuelve los dedos y no resbala en absoluto.

Su creador, Jorge Guzmán, ha trabajado durante 14 meses (!!!) en su diseño con un equipo de ingenieros para crear la púa perfecta.

La he usado una temporada, aunque me parece algo gruesa de más y en algún momento me ha llegado a molestar tanto grosor. Tendré que practicar más con ella, ya que he hecho la inversión.
También fabrican una igual pero un poco más fina, la S3 Skinny de 2’10 mm. y algo más barata.

La usan muchos guitarristas de jazz manouche y en general se lleva bien con las cuerdas de calibre grueso.

Su precio es de 10’50 euros y se puede comprar directamente en su web. Hay que ser cuidadoso para no perderla! Lo bueno es que prácticamente no sufre desgaste.

Hace unos días estuve tocando con un guitarrista belga que vino de visita a mi ciudad. Es aficionado al jazz manouche y le di a probar la S3. Le gustó mucho y además me dijo que no era nada cara, que las púas que suele comprar él para este estilo le cuestan 25 euros… Si Django levantara la cabeza!

Os dejo el enlace a la página de Guzz, por si queréis saber más sobre esta púa o sobre las magníficas pastillas para acústica “manouche” que vende:

https://www.guzzguitar.com/S3_Puas_guitarra.html

AVISO.- La empresa ha cerrado y las púas Guzz ya no están en el mercado.
Desde aquí le deseamos lo mejor a José Guzman y le damos las gracias por haber conseguido unos productos de semejante calidad.

 

CONCLUSIONES

De todas estas púas me quedo con dos, la Guzz S3 y la D’Andrea Pro-Plec 351. La diferencia de precio de estas dos púas es abismal, 10’50 euros contra 1 euro, pero la Guzz hay que probarla, es una experiencia y además está hecha a mano en España.

Resulta curioso que la mayoría de púas que tienen en su nombre la palabra “Jazz” no sirvan para tocar jazz, o mejor dicho, para producir un sonido oscuro y con cuerpo, que no hace falta tocar jazz para tener esa predilección.

Mi consejo es que si estás contento con tu púa, no se te ocurra cambiar, pero si ya has caído en la tentación y has empezado a probar, no te obsesiones mucho, al final lo importante es la música, que a veces nos olvidamos.

 

Salud y bolos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (20)

Yo uso desde hace unos 2 o 3 años la Guzz S3 . A pesar de su precio, merece completamente la pena. Da un sonido muy cálido y el agarre, para los que nos sudan las manos, es excepcional gracias al caucho. Lo de los 3 lados biselados de distinta forma es un buen punto, aunque reconozco que la suelo usar por el lado 1, que es el más “normal”. Además apoyar un producto nacional bien desarrollado también me parece algo importante. Un trabajo bien hecho y cerca de casa. Bravo!

Respecto a la S3 Skinny, algo mas fina, la utilizo para guitarra acústica y también va de maravilla

Dejo un par de conclusiones que siempre pienso de las puas: ¿Por qué estamos dispuestos a gastarnos una gran cantidad de dinero en una buena guitarra (Hablo de miles de Euros incluso) y escatimamos tanto con las púas? ¿es debido a que se nos pierden como bien dices en el comienzo del artículo? No debemos olvidar que la pua es un elemtno muy importante para encontrar nuestro tono adecuado (cada uno tiene el suyo, por supuesto) ….además os aseguro que comprando una púa algo mas cara, la cuidareis para que no se os pierda

Hace poco, un profesor que llevaba un tiempo tocando con unas púas de reconocido renombre, probó la púa con la que toco y le gustó mucho. Ahora está tocando con ellas para algunas grabaciones. Lo que quiero decir con esto es que incluso a veces cuando tenemos ya nuestro propio sonido creado desde hace tiempo, está bien ser inquietos y probar nuevas cosas en cuanto al equipo porque nunca sabemos si hay algo que no hemos probado que puede sorprendernos.

La púa, un elemento más importante de lo que a veces se cree…

Saludos!

Responder

Hola Muteado!

Yo he notado que la S3 va de maravilla en las grabaciones. Se nota bastante la diferencia de volumen y definición, respecto a otras.
Cuando grabo jazz clásico siempre pongo un micro de condensador delante de una efe de la guitarra y luego mezclo la señal con la del ampli. En el sonido acústico es donde más se nota el uso de la S3.
Una gran púa, sin duda.

Saludos.

Responder

gracias sinceras por el post, de verdad interesante, me lo guardo en las bookmarks

Una cosa parece clara, con precios que andan normalmente por debajo de un dólar, por más que los fabricantes tengan buenos márgenes en este tipo de productos (cosa que desconozco), lo cierto es que su consumo no es tan significativo como para que sean un gran negocio. Por esto es más sencillo vender una guitarra edición «signature» de un artista famoso como el Santo Grial del tono definitivo. Con los amplis pasa parecido, pero dar protagonismo a un objeto tan modesto parece que no es una buena idea desde el punto de vista del marketing.

Pero lo cierto es que la púa (para quien la use) es el elemento que transmite la pulsación a la cuerda y, definitivamente, es un factor determinante no solo en el sonido que se consigue, sino también en la comodidad y precisión a la hora de tocar.

Por lo tanto, para evaluar cual es nuestra púa ideal (cada cual tendrá la suya) tenemos que atender a ambos criterios: el sonido que buscamos y que se acople a nuestra anatomía y forma de pulsar.

Una de las cosas que hacen que la guitarra sea un instrumento tan maravilloso e infinito es la influencia que ejerce el músico en su sonido (el tono lo hacemos nosotros en gran medida). Al igual que la guitarra que a uno enamora, a otra persona no le dice nada, con las púas pasa lo mismo. Parece ser que Brian May toca con una moneda, he leído que hay gente que usa clips metálicos para tocar. Pat Metheny y Frank Gambale tocan con púas normales (las típicas Fender – o D’Andrea) pero tocan con la parte trasera; según dice Gambale, al ser más redondeada la superficie de ataque se necesita menos precisión, en otras palabras, este tipo de forma es más tolerante con los pequeños errores de precisión.

Tenemos también el tamaño, grosor, material de que está hecha, forma y acabado de los cantos, así como el agarre; en fin, muchas variables en juego.

Respecto al agarre, creo que la solución no es tanto poner una superficie abrasiva, sino que la clave está en la forma. Si juntamos nuestros dedos como si sujetáramos una púa pero sin ella, nos damos cuenta de que la forma que hacen no es una superficie plana. Se puede hacer una sencilla prueba que consiste en coger un trozo plano de plastilina y apretarlo como si cogiéramos una púa; veremos que la huella en cada cara da un resultado similar a una hélice.

Si tenemos una púa con esa forma, no es tan necesario que su superficie sea rugosa, ya que descansará de forma natural entre nuestros dedos sin escaparse. Una solución de andar por casa es coger una púa normal y ponerle por ambos lados un poco de Blue tac (esa goma maleable que se usa para pegar papeles en la pared); a medida que la vayamos usando cogerá la forma natural de nuestro agarre, igual que cuando vas al dentista y te hace un molde de tu mordida para ver la oclusión dental.

Respecto a materiales, encuentro que la madera proporciona un sonido agudo pero lleno de matices (quizá no el típico tono grueso de jazz, pero sí un tono muy agradable y nada chillón).

en fin, un mundo que vale la pena explorar…

Del post me quedo con el comentario de que cuando uno encuentra la púa con la que está cómodo, mejor seguir con ella.

muchas gracias de nuevo y enhorabuena por este blog de tanto nivel y rigor

Responder

Hola Valentin!

Me ha costado pero al final he hecho el post de las púas 😉

Es interesante el mundo de las púas, cuando crees que lo has visto todo aparece una como la S3 y te deja fuera de combate.

Tengo también una púa de ébano que no sonaba nada mal hasta que se me ocurrió lijarle la punta, por eso de experimentar y cambió radicalmente de sonido. He probado otras de materiales orgánicos, como hueso, cuerno de buey, piedra y hasta casco de caballo, pensé que al ser de queratina como las uñas igual sonaba bien, pues no, y no veas el trabajo que me costó fabricarla (es muuuy duro) y el pestilente aroma a cuerno quemado que dejé en casa durante días.

En fin, que después de probar de todo, decidí usar solamente las dos que digo al final del post, la D’Andrea y la S3. Cuando tengo que tocar siempre las llevo en el bolsillo y dependiendo de como tenga el día uso una u otra, para que veas lo rigoroso que soy.
Bueno, al menos ahora ya me fijo en el sonido, antes las elegía por el color jajaja

Un saludo.

Responder

permitirme añadir un poco más de locura al tema con estas púas ergonómicas (no las he probado y no tengo ni idea qué tal son)

http://www.pykmax.com

aprovecho para sugerir un posible tema para un post. En cada review de guitarras o en este mismo post sobre púas se habla del tono de jazz. Quizás sería bueno afinar un poco más este concepto amplio de por si de modo que cuando se desarrolle un tema como este pueda haber un entendimiento mayor sobre a donde nos lleva una decisión u otra. Por aquí un compañero pregunta por consejos para elegir un ampli jazzero y la dificultad de ayudarlo no es pequeña.
Yo distingo el tono de jazz como un genérico (sonido gordo, oscuro pero con timbre y lleno de resonancia) del sonido particular de cada guitarrista (desde el sonido característico de George Benson o Wes Montgomery a Jim Hall, Ed Bickert etc, cuyo sello distintivo tiene que ver más por su forma de tocar que por los elementos que usan.
Para mi, el sonido por excelencia de guitarra de jazz es este (por cierto, grandísimo disco no muy conocido de Joe Pass)

en esta onda clásica hay muchos buenos ejemplos: Doug Raney, Peter Bernstein, David Doruzka, Romain Pilon…

pero también diría que el sonido de Julian Lage es jazzero o la onda de los Hekselman, Van Ruller, etc siendo diferentes entre sí.

volviendo al tema de las púas, ninguna realmente se acerca al sonido de tocar con los dedos (que no con las uñas); ese sonido carnoso pero que mantiene las características acústicas del instrumento (lo que comentas habitualmente de recoger ese sonido con un micro junto a la guitarra); ese es para mi el tono ideal; otra cosa es lo difícil que es tocar de esa manera; la púa, siendo un intermediario entre nosotros y el instrumento, parece más eficiente a la hora de tocar con mayor volumen y rapidez.
saludos

Responder

Que buen disco el “Intercontinental”! Hacía mucho tiempo que no lo escuchaba y sí, en esta grabación suena especialmente bien la guitarra de Joe Pass, algo que no se puede decir de todas sus grabaciones. Precisamente este era uno de esos guitarristas que combinaba púa y dedos a partes iguales.
Por cierto, tengo todas las transcripciones de los solos de guitarra de esta grabación, si te interesa te lo puedo pasar.

Sería muy interesante (y entretenido) escribir un post como el que comentas, sobre los diferentes sonidos de guitarras de jazz, pero también sería muy complejo. Para hacerlo bien tendríamos que hablar también de combinaciones guitarra-ampli, estilos, formas de tocar… la verdad es que es tentador 🙂
La tendencia en las últimas décadas, desde que Pat Metheny lo puso de moda, es un sonido oscuro y gordo, muchas veces falto de definición, que cuando no está acompañado de la maestría de Pat puede llegar a ser doloroso.
La vertiente más acústica, como podría ser Julian Lage, parece que está cobrando fuerza de nuevo, después de haber estado como pasada de moda durante unas décadas.

El sonido ideal no se si existirá, pero te puedo decir que para mi “el mejor sonido” de guitarra lo tiene o tenía Kenny Burrell con su Gibson Super 400 y un amplificador de válvulas.

De momento estoy preparando otros posts que me tienen muy atareado, uno de ellos va de como elegir archtop, que desde luego tiene mucho que ver con el tono final.

Por cierto, he pasado por tu blog y me parece estupendo, tocas temas muy interesante.

Saludos.

Responder

Hola me parece interesante el articulo publicado de las puas para tocar jazz…alguna recomendacion para comprar un buen amplificador para guitarra de jazz.

Date: Fri, 17 Oct 2014 09:04:07 +0000 To: tombyron_90@hotmail.com

Responder

Si me das algún dato más como:

¿Transistores o válvulas?
¿De qué potencia?
¿Que tipo de jazz?
¿Que guitarra tienes?

Igual te puedo aconsejar algo, aunque soy reacio a dar esos consejos porque lo que para mi puede ser bueno igual a ti no te vale.

Saludos y bienvenido.

Responder

hola Pablo
gracias por tu comentarios tan alentadores, yo no me considero un guitarrista particularmente dotado, solo un aficionado entusiasta de la buena música. Es verdad lo que dices de Joe Pass, de hecho casi todos sus discos son horrorosos en cuanto a sonido (sobre todo los a solo); no así Burrell, que siempre suena como un cañón. Hace unos años tuve una charla con José Miguel Moreno (impresionante laudista barroco y también constructor de instrumentos), me comentaba que el instrumento ideal es el que mejor se ajusta a tu forma de pensar, dado que tu forma de tocar es un reflejo de tu forma de sentir la música. A mi me emociona escuchar a Doug Raney igual que Metheny, Bobby Broom, Wes, Benson y casi todos los grandes y entiendo que su sonido es por su forma de pensar acerca de la música. Me sucede que por ejemplo Gilad Hekselman y Rosenwinkel me parecen músicos excepcionales y sin embargo no soporto su sonido tan poco natural y con tanto eco, pero supongo que esa es la forma que ellos sienten su música
Lo que quiero decir es que cada uno tiene que explorar y buscar su sonido, no tratar de sonar como Jim Hall (comprarse una D’aquisto no es suficiente) o como otro músico. Obviamente nuestro lenguaje se va haciendo a base de escuchar a otros, pero nuestra forma de hacer música y por tanto nuestro sonido ha de ser un reflejo de nosotros mismos.

qué buena pinta tiene el post en preparación sobre como elegir tu guitarra. Yo vivo en Madrid, pero pongo a tu disposición cualquiera de mis guitarras por si quieres probarlas (tengo unas cuantas joyitas japonesas de los 70)

respecto a las transcripciones me encantaría valentinoficinatresminutos@gmail.com

si tienes interés te puedo mandar una púa que fabriqué en su día con forma ergonómica y madera de jatoba que suena muy bien. Yo no la uso porque es muy pequeña para mi (te pones a lijar y es lo que pasa), es del tamaño de una dunlop jazz

saludos
v

Responder

En cuando tenga un rato escaneo los solos y te los mando, que los tengo en papel, como antaño!

Te agradezco de verdad que me ofrezcas la púa de jatoba, pero mejor vamos a dejar la cosa como está, ahora que estoy tranquilo y centradito con solo dos púas vamos a dejarlo estar 🙂

Saludos.

Responder

Muy buen artículo Pablo. Yo no se porque, pero llevo años unido a las Dunlop Tortex de 1mm, las azules. Y tengo una Pickboy de Ébano que me encanta para la acústica…
Un abrazo!

Responder

Hola!!

No sabes lo encantado que estoy de haber encontrado tu blog! Es muy reconfortante leer artículos y posts de guitarra jazz en tu idioma! Además, lo que he visto hasta ahora en el blog es una pasada. Muchas gracias!

Una pregunta, ¿dónde compras las D’Andrea Proplec? A mi me gustan mucho, pero la única manera que he tenido de comprarlas es en una tienda en UK (ahora mismo no recuerdo el nombre) porque ni siquiera en otras tiendas europeas las he encontrado. Al final me compré una bolsita con 10 ó 12 y a decir verdad con el envío, además del precio en esta tienda en particular que tampoco era una ganga (salían como a 2,- Eur c/u in situ), pues tampoco me parecía un chollazo. La púa me encanta por lo que si compartes dónde las compras (en España?) te la agradecería.

Excelente blog (¿ya lo había mencionado? 🙂

Un saludo,

Carlos

Responder

Hola Carlos.
Muchas gracias por tus generosos comentarios.

La verdad es que si que es una pena, pero todo o casi todo el material que hay sobre archtop en la red está en inglés. Bueno, vamos poco a poco, sin prisa pero sin pausa, a ver si podemos hacer un buen archivo en español.

Las D’Andrea Proplec las compro en Elche, en una tienda que se llama Compás. Esta es su web: http://www.compasmusical.com/compasmusical.php
No las tienen en el catálogo online pero si te pones en contacto con ellos seguro que te las envían, son muy majos.

Saludos!

Responder

Yo he utilizado también todo tipo de púas, pero he encontrado en 2 mm mi medida justa y en la forma 351. He probado la skinny y toco habitualmente con la pro-plec 351 (la púa de Kreisberg) pero mi favorita es una púa que pasa desapercibida y para mi es genial, barata y fácil de encontrar la Dunlop Gator negra, la de 2mm. Probadla es genial.

Responder

lo de las púas es el cuento de nunca acabar. después de años probando (y fabricando) objetos para pulsar con comodidad, finalmente he encontrado las que me gustan: dunlop jd jazztone 207. Creo que es la que usa Rosenwinkel. Yo antes tocaba con la parte de atrás de las fender heavy (Frank Gambale usa esa técnica y Metheny tb pero con púas finas). Estaba cómodo con la pulsación, pero el sonido era un poco opaco, blando y con poco ataque. El tema del sonido también es una cuestión que va evolucionando con las modas; el clásico sonido oscuro tipo Pat Martino puede resultar demasiado «flácido» si no eres Pat Martino. Mi comentario no es una recomendación ya que al final cada uno tiene que encontrar su sonido y desde luego las púas son una de las cosas más importantes y personales a la hora de lograrlo. Básicamente porque son el punto de contacto entre el músico y su instrumento. El sonido está en la mente y luego en las manos y de ahí lo materializamos a través de la púa.

saludos cordiales

Responder

Hola Pablo, mucho gusto. Mi nombre es Manuel y soy de México. Soy guitarrista amateur pero me gustaría empezar a ser pro, je, je. Ha sido muy enriquecedor para mi haber encontrado tu blog, me han servido de mucho las recomendaciones y aportaciones que haces, sigue así. Tengo un par de guitarras Ibanez que yo mismo he personalizado cambiándoles todo el hardware y circuitería, una es la LGB30 y la otra es una AM153, me gustaría saber tu opinión sobre ellas. Por otro lado, y siguiendo tu recomendación, he adquirido las púas D’ANDREA PRO-PLEC 351, pero no aquí en México, sino en String by Mails, aquí el enlace: https://www.stringsbymail.com/dandrea-pro-plec-351-standard-teardrop-shell-1-5mm-one-pick-5767.html?zenid=d63c9l75kv3l1npvjp457hvo25. Ciertamente el sonido obtenido con ellas resulta pastoso y balanceado, aunque he probado también usarla con los cantos laterales y no con la punta y me gusta mucho más el resultado.

También buscando otras opciones de púas en Internet he visto estas dos marcas que me parecen interesantes, si las conoces me gustaría que me pudieras dar tu valiosa opinión. Aquí los enlaces:

http://www.v-picks.com/product-category/gypsy-jazz/

ps://www.etsy.com/mx/shop/BHLGuitarPicks?ref=listing-shop-header-item-count

Por último, me gustaría que hicieras un post sobre cuerdas de guitarra, cuáles serían las mejores, materiales, calibres, marcas y demás. Pienso que también sería un importante aporte.

Bueno mi amigo, mucho gusto y muchas gracias por hacer este espacio. Un saludo fraternal desde México.

Responder

Hola Manuel.
Muchas gracias por tus generosos comentarios.
Me alegra que Guitarras de Jazz haya llegado a México. El fin de este blog es crear una buena base de datos en español sobre guitarras archtop. En inglés hay muchas pero si no hablas/lees bien el idioma de Shakespeare y no quieres recurrir al engañoso -y a veces incomprensible- traductor automático, entonces no hay donde elegir.
Espero poder continuar mucho tiempo con este apasionante trabajo y crear una buena base grande y útil, para todos los interesados en estas hermosas guitarras.

Tienes dos buenas archtop, sin duda. Cuando quieras mejorar tu equipo tendrás que pasar a la gama alta inevitablemente, ya que estas dos Ibanez que posees son estupendas guitarras en su rango de precios. Las pastillas que calzan -Super 58 Custom, si no me equivoco- son algo chillonas pero eso se arregla bajándole dos o tres puntos al pote de tono, solamente con ese pequeño retoque ya dan un sonido superjazzero. Por lo demás tienen un mueble muy digno para lo que cuestan.
Por si acaso no lo has visto, te dejo el enlace a una review que hice sobre la Ibanez PM-35, que lleva las mismas pastillas que tus guitarras:

https://guitarrasdejazz.com/2014/03/20/195/

Ibanez está construyendo muy buenas guitarras dentro de esta gama de precios, bueno, y en gama alta también, pero esas ya valen una pequeña fortuna.

El post sobre cuerdas es uno de los que tengo pendientes pero ya empezados. Va a llevar su tiempo porque tengo que probar todas las cuerdas a fondo y durante todo su tiempo de vida, ya que ese será uno de los datos más importantes: cuanto duran y como se comportan cuando están muy usadas. También cuenta que todas las pruebo en la misma guitarra, para no confundir al oído, por tanto tengo que esperar a gastar unas para probar las nuevas. Teniendo en cuenta que la duración de un buen juego de cuerdas, usándolas a diario, es de unos cuantos meses, pues la cosa se hace pesada.
De momento ya llevo tres juegos diferentes, poco a poco.

Un saludo y bienvenido a Guitarras de Jazz!!

Ah, y Felices Fiestas!!

Responder

Hola,
Gracias por el articulo, es super interesante.
Yo uso la s3 hace años y no he probado nada igual. Tengo tambien uns skinny para otro proyecto que tengo menos jazzero y también es increible.
Lamentablemente tengo que deciros que Guzman a cerrado. Se ve que el negocio era dificil segun me han comentado.
He encargado por ebay a EuA unas d,andrea 351, por lo que comentas tienen muy buena pinta. Ya te dire.
Un saludo
David

Responder

Hola David.

Es una pena que ya no se fabriquen las Guzz, eran grandes púas y conozco gente que estaban encantados con ellas, sobre todo guitarristas de manouche. Las van a echar de menos.
La D’Andrea te va a gustar, ya verás. Lo único engorroso de esta púa es tener que pedirla a China o EEUU porque en la gran mayoría de tiendas de España no la tienen.

Un saludo y gracias por la información.

Responder

Hola a todos,

He descubierto unas nuevas puas que tienen muy buena pinta. Os dejo el enlace de la web.

saludos
https://jnserret.com/es/

Responder
A %d blogueros les gusta esto: