Saltar al contenido
Guitarras de Jazz

Fender D’Aquisto Élite

septiembre 2, 2015

Una archtop Fender? Pues si, y diseñada por James D’Aquisto ni más ni menos.

10.-Fender D'Aquisto

Esta rareza es una de las escasas guitarras de caja que ha fabricado Fender y forma parte de la colección que llamaron “Master Series”, compuesta por tres archtop similares estéticamente pero de diferentes gamas. La que vamos a ver es el modelo intermedio, al que llamaron  “Élite”, los otros dos modelos de esta serie son el “Ultra” de maderas macizas, hecha a mano y sin pastilla, del que se fabricaron poquísimas unidades, y el “Standard” que llevaba dos pastillas, palosanto en lugar de ébano y era más discreto en los acabados.

También fabricaron bajo esta denominación de “Master Series” otros dos  modelos de cuerpo sólido, el que llamaron “Sprit” -que unos años después apadrinaría Robben Ford- y el modelo “Flame”, las dos en tres calidades: Ultra, Élite y Standard.

Pero situémonos en el tiempo. Estamos en 1984, la marca Fender pertenece a la compañía CBS desde que se la vendió su fundador, Leo Fender, en 1965. Las ventas han caído en picado, producto de la recesión de los 70 en EEUU y de la cada vez más baja calidad de las guitarras Fender. Viendo que ahí no había pasta, CBS decide vender Fender y retirarse definitivamente del mundo de los instrumentos musicales, para regocijo de todos los guitarristas.

Un grupo de empleados de la casa (Fender/CBS) entre los que se encontraba el presidente y el vicepresidente (vamos que no eran dos operarios cualquiera) deciden comprar la compañía y empezar a hacer las cosas bien. Acuden al mejor constructor de archtop del momento, James D’Aquisto, para proponerle que les haga un diseño de una guitarra de caja de calidad y que resulte asequible, D’Aquisto dice que sí y se ponen manos a la obra.

La producción de estas guitarras tuvo que llevarse a Japón, ya que Fender no disponía de infraestructuras para fabricar este tipo de guitarras en Estados Unidos. La compañía japonesa Fujiken Gakki fue la elegida para fabricar estas archtop, ya habían demostrado su buen hacer fabricando las Ibanez de caja, que seguían en plena producción por esos años.

Entre 1984 y 1985 se fabricó una indeterminada cantidad de estas Fender-D’Aquisto, no hay base de datos y es imposible saber cuántas se hicieron. Aunque se dice que se produjo en cantidades limitadas, salieron a la venta unos cuantos miles.

El modelo fue reeditado en 1989 y aguantó hasta 1994, aunque gozan de mejor reputación las de la primera hornada porque se supone que James D’Aquito supervisó la construcción de estas guitarras, pero eso me suena a puro márquetin, probaría unas cuantas, si acaso.

Esta fue una de las guitarras usadas por el gran Jimmy Raney, que tras su muerte en 1995 heredaría su hijo Doug Raney, otro grande. Se puede ver a Doug posando con la Fender D’Aquisto en la portada de su disco “The Backbeat”(1998), grabación que si no habéis escuchado debéis hacerlo, es totalmente recomendable, como todo lo que ha grabado este guitarrista.

x - Portada de Doug Raney - The Backbeat

También Jim Hall tenía dos de ellas en su arsenal y Tal Farlow poseía otra. Algo debe tener esta guitarra para que estos grandes músicos la tuviesen en cuenta.

Fotos de un catálogo de 1984 de la “Master Series”.

x - Catálogo de Fender D'Aquisto Élite pag x - Catálogo de Fender D'Aquisto Élite pag 2

Estas fotos están sacadas de una curiosa página web especializada exclusivamente en recopilar información sobre las Master Series de Fender: http://www.masterseriesguitars.com/

 

CÓMO ES

Lo primero que llama la atención es el estuche. Viendo el aspecto tan normalito que tiene nadie se imaginaría que dentro va esta maravilla.

x - Funda cerrada

x - Funda abierta

Es un estuche del montón pero cumple su función, además sirve de camuflaje para no llamar la atención, si bien una guitarra de esta categoría creo que se merece un envoltorio que esté a la altura. Aunque claro, no debemos olvidar que esta guitarra es ahora cuando realmente se valora, en su día era una guitarra bastante asequible y llevaba un estuche normal.

La caja es de maderas laminadas toda ella, la tapa de pícea y los aros y el fondo de arce. Es de 16″ de ancho y 6’98 cm de profundidad, para mí el tamaño ideal. Va bordeada con un binding Blanco-negro-b-n-b

El puente es de ébano, aunque la pieza donde se apoyan las cuerdas parece palosanto, es curioso.

x - Puente

En el resto de elementos de la caja se ve la mano de D’Aquisto. Las efes tienen un diseño original.

x - Efe

El cordal también brilla por su diseño y además las cuerdas hacen tope en una pieza metálica conectada a masa. Cero ruidos.

x - Cordal

En la base del cordal hay unas ranuras alargadas para ajustar la altura a nuestro gusto, aunque no queda mucho margen de maniobra.

x - Ranuras del cordal

El golpeador lleva el sello de D’Aquisto y es muy parecido al que montan las guitarras Heritage, sin duda inspirados en D’Aquisto. Se puede aprecia que la parte que queda a la vista está tintada para homogeneizar y oscurecer el ébano.

x - Golpeador solo

x - Golpeador Fender D'Aquisto 1

Los mandos de los potenciómetros son también de ébano.

x - Domes de ébano

Pese a estos elementos de diseño, el conjunto de la caja tiene una estética de archtop clásica.  Son pequeños detalles refinados que no recargan nada la imagen de esta guitarra, ahí está el gusto.

El acabado está hecho en poliuretano, una capa muy fina que se ha resquebrajado con el paso del tiempo. No olvidemos que, pese a estar impecable, esta señorita tiene ya sus 31 años.

x - Craquelado tapa Fender D'Aquisto 1

Por lo que he podido averiguar, este craquelado (grieta más bien) es bastante común en estas guitarras, de hecho he visto alguna más con grietas en el barniz. Se podría reparar sin problemas, pero su dueño ha preferido no hacerlo y respetar el barniz original. Retocar la pintura original en un instrumentos de estas características hace que pierda mucho valor para los coleccionistas. Además, el craquelado del barniz no supone ningún peligro para el instrumento ni es síntoma de una raja en la tapa, que es de maderas laminadas. Tampoco afecta a la sonoridad, es una tara meramente estética.

El mástil es de tres piezas de arce y tiene el perfil en “C”, tirando a fino pero sin pasarse. Es muy cómodo.

Diapasón en ébano con binding b-n-b. Veinte trastes finos y muy bajos, con cantos acabado con el mismo binding tipo 175, pero un trabajo impecable, de los mejores que he visto. Los marcadores con forma de bloques son de nácar sintético.

Cejuela también de material sintético y con un apoyo mínimo para las cuerdas.

x - Cejuela

La pala también tiene su toque de diseño. El perfil de la pala es irregular, de forma que es más ancha en su base que donde termina, exactamente medio centímetro menos. No sé qué fin tendrá este cambio de grosor, pero es una muestra de que no se escatimaron horas de trabajo en estos instrumentos.

16.- Fender D'Aquisto

Las clavijas son Schaller y están diseñadas especialmente para esta “Master Series”.

x - Macro clavija

El acabado en todas las piezas de la guitarra es impecable.

 

CÓMO SUENA

La única pastilla que lleva es una Schaller diseñada especialmente para todos los modelos de la “Master Series”. Se nota que buscaron hacer un diseño exterior diferente, más refinado.

x - FOTO DE LA PASTILLA 1

x - FOTO DE LA PASTILLA 2

La cubierta de plástico negro le da un aspecto curioso, a mi no me desagrada pero es un poco rarillo.

Lleva tres prácticos tornillos para ajustar la altura, en lugar de dos como suele ser corriente, Schaller siempre cuida este detalle en sus humbuckers.

El marco de la pastilla, también de diseño, va pegado en la madera. Todo muy sólido.

Me habría gustado sacar el marco para ver el perfil del laminado y saber de cuantas piezas es pero estaba muy bien pegado y preferí no tocarlo por si lo hacía pedazos, que estos japoneses cuando pegan una cosa la pegan bien.

x - FOTO DE LA PASTILLA 3

El sonido de esta guitarra es particular y de una gran calidez. Suena con voz propia, tiene personalidad y esto es digno de mención, sobre todo después de probar tantas archtop que suenan todas casi igual.

Recién enchufada al Polytone y sin ecualizar, con todos los controles de tono a la mitad y los dos potes de la guitarra abiertos al máximo, el sonido es sorprendentemente caliente y definido. Solamente bajando un punto el volumen de la guitarra obtuve el tono que quería, así de sencillo.

Cabe destacar el equilibrio que tiene entre graves y agudos, todo en su justa medida. Al rasguear un acorde se pueden apreciar claramente todas las notas con mucha definición. Es una gozada hacer “compings” con esta guitarra.

La pastilla tiene una salida de 8’6 K.

 

CONCLUSIONES

A pesar de que se suele considerar esta guitarra como una pieza para coleccionar y pese a su edad -30 años ya- este es un instrumento para estar en manos de un guitarrista que la haga vibrar y le saque partido. También cuenta que se fabricaron  muchas y esto le resta valor para los coleccionistas, si bien es cierto que no suelen verse a la venta.

Este tipo de instrumentos tienen la ventaja de que no pierden valor en el mercado de segunda mano, más bien al contrario, se revalorizan con el paso de los años.

Si te da igual que en la pala ponga Fender -aunque también pone D’Aquisto- esta puede ser tu guitarra, sin duda. Y como la pruebes no vas a quererla soltar.

Tras la muerte de James D’Aquisto y su posterior nombramiento como “el Antonio Stradivarius de las archtop” todo lo que llevaba su nombre se revalorizó, esta guitarra también, aunque solo fuese diseñada por el.

 

RESUMEN DE DATOS TÉCNICOS

  • Caja: 16″. Tapa de pícea laminada, aros y fondo de arce laminado.
  • Ancho: 6’98 cm.
  • Mástil: Arce, de tres piezas. Ancho de hueso 43 mm.
  • Diapasón: Ébano.
  • Escala: 24’75”
  • Radio: 12″
  • Clavijas: Diseño original para esta serie.
  • Trastes: 22, finos.
  • Pastillas: Schaller diseño original para esta serie.
  • Controles: Volumen y tono.
  • Puente y cordal: Ébano.
  • Peso: 2’7 Kg.

 

FOTILLOS

Pincha sobre la imagen para verla más grande.

1.- Fender D'Aquisto

3.- Fender D'Aquisto

4.- Fender D'Aquisto

2.- Fender D'Aquisto

5.- Fender D'Aquisto

 

6.- Fender D'Aquisto 8.- Fender D'Aquisto 12.- Fender D'Aquisto 13.- Fender D'Aquisto 11.- Fender D'Aquisto  15.- Fender D'Aquisto 14.- Fender D'Aquisto 9.- Fender D'Aquistox - Golpeador Fender D'Aquisto 3

 

VÍDEOS

Grabado con micro SENNHEISER e906.
Tarjeta de sonido Edirol FA-66.
Sonido sin procesar.
Audio en MP3, a 192 kbps. Es aconsejable escucharlo con auriculares, si no tienes unos buenos altavoces en tu PC.
El amplificador usado para esta prueba es un Polytone Mini Brute III y la reverb un pedal Hardwire RV7.

 

Gracias a…

Eddy Berte, una vez más. Al final tendré que hacer un apartado que se llame “Las guitarras de Eddy” 🙂

 

**************************

Con esta review empezamos el “curso” 2015-16, después de una merecida y calurosa pausa estival que he aprovechado para probar y grabar estupendas guitarras que ya os iré mostrando poco a poco.

Que seáis muy felices y paséis pronto la depre post-vacacional, el que haya tenido vacaciones.

 

Salud y bolos frescos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (11)

preciosa guitarra y muy bonita versión del have you met miss jones. parece que el control de tono es muy sensible, abierto del todo es un pelín chillona, pero a nada que se le baja un poco suena a gloria; sin embargo bajándolo mucho tiene un sonido un tanto oscuro para mi gusto; este tipo de guitarras con un carácter bastante acústico suenan mejor cuando se escuchan bien todos los armónicos y con el sonido más abierto. El disco de Doug Raney impresionante, mis favoritos son los que acompaña a Chet Baker, pero cualquier disco suyo es sobresaliente. Por cierto, esta guitarra era el modelo que tocaba Lage Lund, otro grandísimo.
Una pregunta, qué tipo de cuerdas lleva en el vídeo?
saludos y feliz vuelta a clase
Valentin

Responder

Hola Valentin!

En el vídeo lleva unas D’Daddario Chromes 0’012 que le sientan muy bien, ¿por qué lo decías?.
La verdad es que es impresionante esta guitarra, suena muuuy bien, pero por lo que veo ningún guitarrista famoso la ha tenido como su primera guitarra durante mucho tiempo, todos la han tocado y/o la guardan pero no ha llegado a ser la guitarra oficial de ningún grande. Incluso Jimmy Raney, al que se relaciona directamente con esta guitarra solo la usó una temporada, aunque es verdad que esste hombre cambiaba mucho de instrumento.

A mi también me gustan los discos de Doug Raney con Chet Baker, de hecho hace ya unos años que tenemos un trío trompeta-contrabajo-guitarra que hacemos un repertorio de Chet y he escuchado bastante estas grabaciones.

No sabía que era la guitarra de Lage Lund, pero mira, por lo menos hizo buenas migas con uno.

Un saludo.

Responder

preguntaba por las cuerdas porque por como sonaba tenía dudas de si eran de entorchado plano o normal; últimamente la gente anda renegando un poco de las planas y si bien es cierto que a veces los bajos suenan demasiado «boomy», para mi gusto el sonido que tienen es una gozada. y de verdad que esa guitarra suena que tira para atrás, además se te ve en el vídeo tocando super a gusto con ella, tiene pinta de ser como la mantequilla. Y efectivamente Lage Lund tocaba (diría que exclusivamente) con ese modelo hasta hace muy poco, ahora me parece que toca con una Sadowsky algo más pequeña pero que tiene un sonido algo más acústico, tipo Benedetto, lo cual creo que le favorece en su forma de tocar. Para mi está entre lo mejor de la gente de ahora y alejarse del sonido ese con una burrada de eco creo que es una buena decisión. Tiene un par de discos recientes firmados como Owl Trio que son impresionantes. Curiosamente tb una formación de guitarra contrabajo e instrumento solista, en este caso, saxo alto. Me ha recordado por la mención la trío de Chet Baker.

Responder

Hola Pablo,
me ha encantado el sonido de esta guitarra. El brillo que tiene me gusta, pero es verdad que el sonido se oscurece demasiado al girar el tono a tope…
Eso si, la pala no me gusta nada… 🙂
Muy buena review, como siempre!

Responder

Hey Rubén!
Pues si, la guitarrita suena que te mueres, con un brillo muy agradable que no llega a molestar. Una pena que ya no esté entre nosotros, la vendieron y creo que anda por Portugal.
Y bueno, lo del tono es lo típico, tiene un 90% de recorrido útil y realmente sobra con eso, para qué más.

Un abrazo.

Responder

Hola. Ultimamente he estado investigando estos modelos y tienen una pinta genial. El tema es que todas las que miras por internet son supuestamente del 83, 84, 85. Nadie dice que vende una de las otras…. ¿Tienes alguna idea de como diferenciarlas? Gracias

Responder

Hola Albert.
Las re-ediciones solamente llevan una secuencia numérica de seis cifras, mientras que las de la primera edición fueron numeradas de dos maneras: con una letra (B, C o E) y seis números o directamente secuencia numérica de ocho cifras (sin letra).

Saludos.

Responder

Muchas gracias por la info Pablo. He descubierto esta semana el blog y ya me lo he leido y escuchado todo. Tremenda info y tremendos videos!! Perciosas versiones me encanta la melo de Bye Bye Blackbird al final del solo.
Saludos

Responder

Se me escapó una hace apenas año y medio: salen muy pocas y yo la tenía en el punto de mira por ser de 16″ y de caja bastante estrecha, algo que me viene muy bien por problemas en el hombro. Es curioso que algunos luthieres, como Benedetto, no adopten alguna solución al ruido de masa en el cordal, es más, defienden que es parte del sonido de estas guitarras; en el caso de esta guitarra que nos concierne, me parece muy buena solución.

Responder

Hola David!
Veo que por fin has podido publicar un comentario 🙂

¿Como se puede considerar el ruido como parte integrante de un sonido? En mi Jaén Odeón también tuve ese problema, hasta que llamé al constructor y se lo comenté. Me propuso cambiarle el cordal por otro con toma a masa, lo hicimos y se acabó el problema.
Parece que los guitarreros y los guitarristas vivimos realidades diferentes.

Por cierto, hablando de guitarreros, no se si estarás al tanto de este evento:

https://contemporaryspanishguitarbuilders.com/

Creo que va a ser digno de ver. Me pasaré por allí con la cámara de fotos.

Bienvenido al blog!

Pablo Mercader.

Responder

Hola! Estoy al tanto del evento y, si tengo la fecha libre, seguramente asista, así que igual coincidimos allí y nos podemos saludar en persona.

Respecto a lo del cordal, Fernando (el luthier de las Jaen), tiene una solución bastante bien resuelta al respecto; en mi caso, tengo la idea de hacerlo personalmente, en realidad no es complicado y con poco que manejes el soldador, puedes hacerlo, además, de forma totalmente reversible. Pero sí, para mí el ruido no es parte del sonido, al menos del deseable… bastante tenemos con los acoples.

Bien hallado, Pablo.

Responder
A %d blogueros les gusta esto: